“Está todo perdonado, no tengo rencor”

Guillermo Rossi.

Guillermo Rossi, padre de Franco, uno de los jóvenes fallecidos en el accidente ocurrido el domingo pasado en Tigre, escribió una serie de tuits sobre Joaquín Duhalde Bisi, detenido e imputado por doble homicidio simple. Hasta ahora es el único de los padres de los jóvenes involucrados que se pronunció sobre la tragedia.
Mientras el fiscal Sebastián Fitipaldi investiga los pormenores del accidente, la velocidad a la que se produjo el impacto y los detalles de la reunión de los amigos antes del hecho, Guillermo, que este martes asistió al entierro de su hijo Franco, busca consuelo en el perdón.
“Me están pegando como si los cuatro que viajaban eran asesinos o violadores”, le respondió a una usuaria que se solidarizó con su duelo y se refirió a la responsabilidad del joven de 19 años detenido en una celda en Villa La Ñata por el hecho e imputado con una calificación penal que lo podría llevar a estar preso nueve años.
“Hoy me llamó el padre del que manejaba y sólo le dije que cuide a su hijo hasta el último día. No tengo rencor. Es más, pido que salga. No era un mal pibe, tiene mi perdón”, escribió el hombre. “Ya está todo perdonado, eran amigos y no tengo ningún rencor”, concluyó.
“Hoy dejé a Franco en el Jardín de Paz y vino el padre (Martín Duhalde). Yo no lo pude ver. Seguramente mañana o pasado iré a su casa para apoyarlo. Su hijo está desconsolado y yo por él. Eran amigos, muy amigos. Nada de lo que ocurrió es culpa de nadie”, expresó. “Su padre vino al entierro a pedirnos su perdón y el mío ya lo tiene”, aclaró.