Yo digo… El lago de los cínicos

Arturo Brooks

«Podríamos averiguar el tema de una facturita en Lago Escondido”, se escucha en voz del fiscal general porteño, Juan Bautista Mahiques en un mensaje que envía a un grupo de Telegram entre jueces, un funcionario de Rodríguez Larreta, dos empresarios del Grupo Clarín y hombres de inteligencia. El objetivo del grupo habría sido ocultar, inventar pruebas y frenar una investigación sobre un viaje a Bariloche que compartieron.
“El avión lo pagamos nosotros. Y fuimos a la casa de mi amigo si ustedes lo creen conveniente, no podemos decir que nos regalaron el vuelo”, escribe el usuario que aparece con el nombre del magistrado Pablo Cayssials, a lo que su par registrado como Julián Ercolini, responde: “¿No es más fácil que nos facture Lago Escondido dos noches con media pensión?”. “Pero nos facturaron después de ir, no antes. Y ninguno sacó la tarjeta. Pagamos todo grone”, admite Cayssials.
Las conversaciones a través del Telegram que se filtró se crearon a partir de dos notas periodísticas de El Destape y Página 12 en las que se detallaron que el jueves 13 de octubre pasado hubo un vuelo gestionado por la empresa Flyzar desde San Fernando a Bariloche con pasajeros que compartieron una estadía en la residencia del empresario inglés Joe Lewis en lago Escondido.
El primer grupo de chat fue armado el 17 de octubre por Pablo Casey, sobrino de Héctor Magnetto (CEO del Grupo Clarín) y director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Clarín. También lo integra el CEO de ese grupo empresario Jorge Rendo. Según se desprende de las conversaciones, fueron los anfitriones de los magistrados y funcionarios. Los magistrados del grupo son Julián Ercolini, Pablo Yadarola, Pablo Cayssials y Carlos Mahiques. Figura, además, el ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro; el ex jefe de Legales de la SIDE y dueño de una consultora, Tomás Reinke; y otro ex hombre de inteligencia, Leonardo Bergot.
Durante largas conversaciones, los involucrados buscan frenar notas periodísticas sobre el viaje y, ante una denuncia sobre el vuelo y el encuentro que mantuvieron, debaten la manera de cerrar la causa judicial. “Muchachos les cuento: la fiscal federal de Bariloche bien, buena predisposición, me ofreció mandar la causa a Py o en su defecto pedir o que aportemos nosotros o ella pedir a la empresa las facturas del vuelo y eventualmente del hospedaje con los denunciados digamos sin Jorge y sin Pablo y en base a eso cerrarla así que si están de acuerdo avanzo en alguna de estas opciones”, dice en un audio al que accedió este medio Juan Bautista Mahiques.
En las conversaciones previas, los involucrados venían hablando sobre cómo justificar ética y económicamente el viaje:
-Pablo Cayssials: «Me parece que lo mejor es hacernos los boludos y que la ola pase».
-Julian Ercolini: «Segundo tema, dónde estuvimos difícil de explicar que todos juntos fuimos a otro lado. sin dejar cabos sueltos. Porque el tema denunciable principal. ya estaría resuelto con las facturas».
-Pablo Cayssials: «Puedo conseguir una casa a la que fuimos a Bariloche. Es de un amigo que puede decir que nos la presto».
En otro tramo, Reinke envía un audio en el que dice: “Hola gente, cómo andan, tema uno, el del pasaje estos aviones se pueden lotear, mi caso puede pasar como que nada, había un hueco en ese vuelo y lo compré, y me fui al sur, puedo estar o no en el Lago. No podemos poner que fuimos a pescar porque hay un problema que es que no es temporada de pesca, por lo que podemos poner que fuimos por un día a hacer cabalgatas y expedición al cerro”.
Entre estas conversaciones, Jorge Rendo (segundo del Grupo Clarín) envía un audio en el que dice: “Yo le agregaría de que para confabular no hace falta ir hasta allá, si uno quisiera confabular confabula en un bar de Buenos Aires y lo segundo, si se puede Julián, y de la forma sutil que lo puedas decir, es decirle que bueno, que gente importante del diario La Nación también fue ahí, viste que bueno, que vos sabés quién fue”.
Estos audios son algunos de los 55 mensajes de voz que intercambiaron jueces, funcionarios y empresarios de medios. El viaje a Bariloche de un grupo de jueces, empresarios de medios y funcionarios macristas que tanto se buscó desmentir apenas se difundió la información, al final existió. Ahora la Justicia debe avanzar sobre su financiación y sobre el armado de pruebas falsas que se intentó, según surge de estos chats.

RESUMEN DEPORTIVO