Unas 200 embarcaciones en la “Unión de las Orillas”

La Multisectorial de vecinos y ambientalistas exigió este domingo el cese de las quemas en las Islas del Delta.

El pedido de la Multisectorial fue materializó con una caravana de embarcaciones a remo de Santa Fe y Entre Ríos, denominada “Unión de las Orillas”, en el marco de la lucha para detener las quemas en las islas del Delta del Paraná. Desde Rambla Catalunya, más de 200 embarcaciones, entre kayaks y canoas de Santa Fe y Entre Ríos, se unieron en un gesto de integración y ruptura de las fronteras políticas imaginarias.
“La convocatoria tuvo por finalidad honrar a los pueblos de canoeras y canoeros originarios de esta ecorregión y pedir que detengan los incendios en los humedales del Paraná», comentó Gustavo Sodoyer, de la organización ecologista «El Paraná No se Toca». Durante la movilización, la Multisectorial leyó un comunicado en el calificaron de «día histórico y de ruptura de las fronteras políticas imaginarias, de Unión de las Orillas porque los ríos no nos dividen», puntualizaron.
«Somos parte de un mismo litoral los de esta orilla y los de enfrente. Que nadie se confunda, esto no es contra les hermanes entrerrianos ni bonaerenses ni de ningún lado, esto es contra un sistema que depreda, destruye y mata», apuntaron. Después de reclamar «basta de quemas y Ley de Humedales ya!!», desde la entidad que nuclea precisaron que este año «se quemaron más de 500.000 hectáreas de humedales».
Remarcaron que las quemas intencionales en el Delta del Paraná, están generando «un daño gigantesco al ecosistema humedal» y que el ecocidio «está provocando la muerte de muchísimos animales en un contexto de bajante histórica del río». Asimismo, subrayaron que a raíz de la lucha que vienen sosteniendo, pudieron conocer a «algunos de los responsables de estas quemas, que inclusive tienen relación con el Grupo Clarín, como son Aranda, Hernández y Baggio».
Además, exigieron que los humedales «sean declarados patrimonio cultural y natural de la nación» a la vez que pidieron que también se declare «el estado de emergencia ambiental en los humedales». Remarcaron que «se prohíban las actividades productivas a gran escala hasta que se recomponga el ecosistema y se complete el relevamiento nacional de humedales» y «el inmediato cese de las quemas ecocidas». Por último, solicitaron la «activación del Plan Integral y Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible del Delta del Paraná en concordancia con el pedido de la Corte Suprema de Justicia de la Nación».

RESUMEN DEPORTIVO