Una mujer prendió fuego al hijo por supuesto ritual

El chico de 11 años está internado en grave estado por las quemaduras.

El miércoles cerca de las 23 Alexis Thiago B, de 11 años, salió de una casa de Barra al 3400 en la ciudad de Rosario a los gritos y llorando, con su cuerpo semiquemado. Allí vivía con su madre, Nélida, y dos hermanos. Aparentemente, la mujer de 28 años le prendió fuego al rociar el colchón con alcohol y luego poner un velón encendido debajo. Silvia Romero, la abuela materna del niño, sostuvo sobre su hija: «Para mi la volvió loca el culto umbanda que practica. Al nene lo trató mal siempre. Lo insultaba y le pagaba, pero se había puesto distinta ahora». El jueves por la mañana Silvia hizo una denuncia penal y Nélida, que permanecía en el Hospital de Niños «Víctor J. Villela» con Alexis, fue detenida en la sala de espera del centro de salud.
Alexi permanece con asistencia mecánica respiratoria. Silvia contó ayer que «tiene el 50% del cuerpo quemado, está muy mal. Yo lo vi por el vidrio y tiene todo el pechito vendado y las dos manos también, mi ángel». Aparentemente Nélida habría esperado que Alexis se durmiera para prender fuego el colchón.
Silvia, la abuela, relató que «Nélida era una chica normal y tuvo su primer hijo, Alexis, a los 16 años. El padre del nene se ahorcó porque ella no se lo dejaba ver. Después vino el nene de siete y el de dos, pero son todos de padres distintos. Ella no toma alcohol ni se droga y trabaja vendiendo alfajores y eso. A los chicos siempre los trató mal pero con Alexis se agarraba más, le decía bastardo, lo insultaba». El miércoles pasado a Silvia le avisaron que Alexis estaba en el hospital y cuando llegó la encontró a Nélida ahí. «Le dije que ella lo había quemado y ella me dijo que no, que era mentira. Entonces me fui hasta la casa y pregunté a los vecinos. Vi el cuarto de los chicos y el de ella y decidí hacer la denuncia. Fui a la seccional del barrio y no me dieron pelota, después a Fiscalía y tampoco; hasta que me tomaron la denuncia en la 15ª y después fuimos con mi sobrina de nuevo a la Fiscalía y les contamos todo y que pensamos que fue ella. Eso pasó el jueves mientras Nélida estaba en el hospital porque no tenía dónde ir y llegó la policía y la detuvo».

RESUMEN DEPORTIVO