Un filme español ganó el Astor Piazzolla a la mejor película

Es un documental de Luis López Carrasco que relata desde la visión de los obreros las consecuencias de la crisis que impactó sobre la región de Murcia en 1992. El argentino Matías Piñeiro ganó como mejor director por Isabella.

El documental español El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, fue elegido por el jurado como la mejor película de la competencia internacional y se hizo con el Ástor Piazzolla en la 35 edición del Festival de Cine de Mar del Plata, en una ceremonia que se realizó de forma virtual.
En la misma sección, el argentino Nicolás Prividera ganó en mejor guion por su filme Adiós a la memoria, María Villar se impuso en la categoría mejor interpretación por su papel en Isabella, de Matías Piñeiro, quien ganó en mejor dirección, mientras que la debutante coreana Yoon Dan-bi obtuvo el premio especial del jurado por Moving on. La competencia internacional, con cuatro cintas nacionales, trajo películas de Japón, Corea, Canadá, Estados Unidos, España y Francia, con un nivel parejo entre su mezcla de temáticas y estilos. Documental de dos horas y media de duración sobre la crisis que impactó en la región de Murcia en 1992, la cinta de Carrasco es un relato intenso y sanguíneo, que no cuenta con reflexiones de sociólogos sino con el relato de los propios operarios e hijos de trabajadores sobre la tragedia económica y ambiental que vivió esa zona de España, mientras Barcelona se preparaba para recibir los Juegos Olímpicos de 1992 y convertirse en una de las ciudades más importantes de Europa. La debutante coreana Dan-Bi Yoon sorprendió con su manejo de climas y de actores en Moving on, un austero filme situado en las afueras de Seúl, durante un caluroso verano, en el que se debate el futuro de una desmembrada familia, que mantiene intacto tanto su amor como sus necesidades. Prividera, por su parte, hace gala de ese estilo ensayístico que ya había mostrado en M y Tierra de los padresComo ilustra su título, la película ahonda sobre el rol individual y social que ocupa la memoria, siguiendo los rastros de su padre y el estado en el que se encontraba en sus últimos años de vida producto del Alzheimer. Filme de tono entrañable, pero con algo de solemnidad.
Con participación en Berlín, Piñeiro trabaja en Isabella» las dudas, inseguridades y conflictos vocacionales con delicadeza, sensibilidad y una ya madurez cinematográfica, interpretadas de forma sólida y efectiva por Villar, actriz que participa en casi todas las películas del realizador radicado en Estados Unidos.

RESUMEN DEPORTIVO