Un Día de la Madre con menor movimiento y ventas

Incidieron varios factores.

Por la pandemia se puede decir que el de este 2020 fue un Día de la Madre atípico en Argentina, donde el nivel de las ventas cayó un 25,1% en comparación al de 2019, según un informe oficial elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Concepción del Uruguay no estuvo al margen del contexto nacional y ello se vio reflejado en el movimiento, sensiblemente menor que el año pasado.
Se considera que una de las causas es la difícil situación que afecta desde hace tiempos a numerosos uruguayenses y que se resintió desde marzo a esta parte cuando se declaró la cuarentena y hubo restricciones comerciales y, por consiguiente, económicas.
Sabido es que, al disminuir la actividad comercial, se redujeron los ingresos. A ello debe sumarse la depreciación de la moneda nacional y el estancamiento de los salarios, por lo que son cada vez más las familias que disponen de menos recursos para subsistir.
Todo este combo más el hecho de que el Día de la Madre no generó tantas expectativas como el del Niño –según se indicó en un negocio- incidieron en la caída de las ventas y, por ende, del consumo. No obstante, hubo uruguayenses que salieron el domingo a hacer las compras para adquirir con gran esfuerzo el obsequio para su mamá, abuela o madres de la familia.
Entre los regalos más solicitados fueron los económicos, que oscilaron entre los 200 y los 280 pesos, consistentes en adornos y elementos decorativos para el hogar armados especialmente para la fecha. Si bien en los bazares y regalerías no se observaron filas, sí se vieron en las panaderías y heladerías, hecho que habla a las claras de que la gente decidió este año regalar una torta, pastel o helado.
Otro lugar de gran concurrencia fue el Cementerio que, en virtud del Día de la Madre, amplió el horario de ingreso por la mañana y la tarde.