20.6 C
Concepción del Uruguay
miércoles, julio 24, 2024

Testigos negaron relación de Aguilera con las imprentas

Tres testigos declararon en la jornada ante el Tribunal que juzga la causa que aglutina cinco expedientes de investigación contra Urribarri, su ex ministro de Comunicación Pedro Baéz, su cuñado Juan Pablo Aguilera y otros funcionarios y particulares.
Todos fueron coincidentes en los mismos puntos: las firmas TEP y Next son propiedad de Emiliano Giacopuzzi y Maximiliano Sena, respectivamente y Aguilera no tenía vinculación con ellas. La hipótesis que sostiene el caso de Fiscalía es que el cuñado del ex mandatario provincial era el real dueño de las firmas y los otros dos meros prestanombres.
El testimonio más extenso fue el que brindó la empleada del área de Comunicaciones del Gobierno provincial, Florencia Della Ghelfa, quien se desempeñó durante un largo tiempo bajo las órdenes de Mariela Teruel, jefa de Publicidad del área.
En su exposición, brindó detalles de cómo era el procedimiento para contratar con las prestatarias del servicio de vía pública en la provincia. Y también cómo era el trámite de cobro que estas realizaban en la Administración Pública.
En las casi cuatro horas que expuso, en su mayoría respondiendo preguntas de la Fiscalía, Della Ghelfa narró que la acusada Corina Cargnel, contadora de profesión, ejercía las funciones de contacto administrativo entre las dos firmas ya nombradas y las de Fernando Montañana (Montañana Publicidad) y de Jesús María Bustamante y el Estado provincial. En esta vínculo sumó también a una mujer identificada como Natalia Gallo, que no está bajo acusación.
Cabe acotar que ni Montañana ni Bustamante están siendo juzgados en este juicio. El primero padece meningitis y fue excluído de las audiencias al inicio. Bustamante aceptó un juicio abreviado en 2018.

--