Sin Pelay, se amontonan más

Señor Director:
Las restricciones impuestas para que banco Pelay no sea visitado por uruguayenses el fin de semana pasado, produjeron una oleada de personas que antes llegaban hasta este espacioso lugar para intentar alivianar el aislamiento, hasta que las autoridades definieron que sólo ingresaran quienes vayan a pescar o a juga vóley playero. Me parece una medida absurda, que impulsó el incremento de personas en zonas como Las Manos u otros sectores de la ciudad que suelen llenarse de personas en medio del aislamiento vigente. Esperemos que recapaciten sobre esta iniciativa, ya que según tengo entendido, la base d impedir el contagio es mantener la distancia entre las personas. Entiendo la pandemia, pero no nacimos para estar encerrados.
Germán López

RESUMEN DEPORTIVO