Sergio Berni acusó a la izquierda de lanzar gases

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, defendió el operativo de desalojo realizado esta semana en el predio de Guernica y acusó a los grupos de izquierda de lanzar los gases lacrimógenos, por lo cual solicitó a la justicia que «tome nota» del asunto.
No obstante, las fotos que se tomaron en el lugar el día del desalojo muestran claramente a los policías lanzando gases lacrimógenos. Este viernes, las organizaciones y los delegados de la toma pidieron la renuncia del funcionario en una conferencia de prensa en el Obelisco, y también solicitaron ser recibidos por el gobernador Axel Kicillof para continuar las negociaciones interrumpidas. «Con la represión no se acaba nada. Siembra más bronca y más fuerza», manifestaron, en el marco de una movilización a Plaza de Mayo. «Agradezco la posibilidad de aclarar que ninguno de los gases lacrimógenos que se vieron en el desalojo fue tirado por nosotros. Todos provenían de grupos más radicalizados de izquierda que tenían no solamente esos gases sino también las máscaras antigases», expresó Berni. Por otra parte, en relación al dirigente Juan Grabois, Berni sostuvo: «No es un funcionario, tiene a derecho a pensar como quiera, pero lo que no puede hacer es avanzar sobre la propiedad privada».

RESUMEN DEPORTIVO