Se recuerdan los principales signos de alerta contra el cáncer bucal

5 de diciembre: Día Latinoamericano de Lucha Contra el Cáncer Bucal. En este año la situación de pandemia por coronavirus impide el desarrollo de una campaña de detección tradicional. No obstante, se insta a acudir al profesional de forma temprana ante la presencia de los signos compatibles.

Como cada 5 de diciembre, se conmemora una nueva edición del Día Latinoamericano de Lucha Contra el Cáncer Bucal. Desde la Dirección de Odontología del Ministerio de Salud de Entre Ríos se recordaron sus principales manifestaciones, por las cuales no se debe demorar la consulta al profesional a fin de descartar la sospecha, como también para poder iniciar el tratamiento en forma temprana en caso de que sea necesario.

La fecha se instituyó en honor al nacimiento del profesor Julio Santana Garay, quien se destacó por enseñar, investigar y estimular la conciencia de profesionales de Latinoamérica y el mundo en lo relativo a la prevención y diagnóstico precoz de las lesiones precancerosas y el cáncer bucal.

En principio, hay que decir que el cáncer bucal es un tumor que afecta los tejidos de la cavidad oral, como los labios, mandíbula, maxilar superior, lengua, encías, mejilla y/o garganta. Además, cabe recordar que el tumor es el crecimiento exagerado de un tejido (el término es amplio, no determina que el crecimiento sea maligno); que puede comenzar como un engrosamiento del tejido en donde se localice.

Asimismo, el cáncer en general es la segunda causa de muerte en el mundo; afecta con mayor frecuencia a mayores de 40 años; y tiene más del doble de ocurrencia en hombres que en mujeres.

El director de Odontología de la provincia, Guillermo Brugo, destacó el rol de esta profesión en cuanto a la prevención, ya que “por ser su lugar de trabajo natural, está en la primera línea para detectar la enfermedad, pudiendo derivar al especialista específico como otorrinolaringólogo, cirujano, cirujano maxilofacial, o cirujano de cabeza y cuello”.

Brugo señaló que una forma de inicio muy común es el microtrauma crónico, persistente en el tiempo. “Puede haber una pieza dentaria rota que lastima constantemente el labio o la lengua, o una prótesis mal adaptada; pero si se detectan y corrigen estos microtraumas prevenimos oportunamente”, ilustró el profesional.

Señales a las que debemos prestar atención

– Úlcera en boca que no cura en un tiempo prudencial (muy común), más de dos semanas.

– Dolor en la boca que persiste por mucho tiempo (muy común) más de dos semanas.

– Aumento del tamaño de un tejido de la boca-mejilla-lengua-encía.

– Áreas rojas sangrantes.

– Dolor al masticar-tragar.

– Movilidad de piezas dentarias sin explicación aparente.

– Cambios en la voz.

Muchos de estos síntomas pueden ser causados por otras enfermedades, por eso es importante diferenciarlos concurriendo a la consulta médica, odontológica, estomatológica para el tratamiento temprano.

Finalmente, el especialista recordó que también se deben considerar otros factores que inciden en el desarrollo del cáncer bucal, tales como el consumo de tabaco o alcohol; el virus del papiloma humano (VPH); en personas de piel blanca, la exposición al sol por mucho tiempo sin protección puede provocar cáncer de labio inferior; higiene bucal deficiente; nutrición deficiente, o un sistema inmunológico debilitado.

Controles y pandemia

El contexto de pandemia hizo que este año las acciones conmemorativas estuvieran centradas en la difusión por plataformas virtuales a todos los colegas de la provincia, dejando para más adelante la promoción masiva de consultas para evitar la aglomeración de personas que generarían las mismas.

No obstante, esto no significa que se deben desatender o postergar los chequeos necesarios. De hecho, se insta a la población a consultar a los servicios de odontología ante cualquier caso de sospecha para arribar a un diagnóstico precoz que posibilite brindar tratamiento en forma temprana.

RESUMEN DEPORTIVO