Schwartzman y Podoroska mantienen el buen nivel

En cuartos de final, el porteño se medirá con Dominic Thiem mientras que la rosarina espera por la ucraniana Elina Svitolina.

Los argentinos Diego Schwartzman y Nadia Podoroska mantuvieron este domingo su buen nivel en los octavos de final de Roland Garros y van por su mejor rendimiento histórico en el último Grand Slam de tenis la temporada.
Schwartzman venció al italiano Lorenzo Sonego, en sets corridos, por 6-1, 6-3 y 6-4 para su cuarta clasificación a los cuartos en un Grand Slam. Las anteriores fueron Roland Garros 2018 y el US Open en 2017 y 2019.
La mejor raqueta argentina, número 14 del ranking ATP, mantuvo la concentración en un partido que a los 19 minutos fue suspendido por lluvia y que en el 3 a 0 a su favor del segundo set se detuvo por asistencia médica a Sonego (46°), por una molestia en el brazo derecho.
El «Peque» aplacó al italiano en su intento de recuperación en el tercer set y completó otra jornada sobre tierra batida sin perder un solo set, luego de 1 hora y 58 minutos en el Suzanne-Lenglen.
Schwartzman, enfrentará en la próxima instancia al austríaco Dominic Thiem, número tres del mundo y reciente campeón del US Open, quien luchó para vencer al francés Hugo Gaston (239) por 6-3, 6-4, 5-7, 3-6 y 6-3.
Podoroska, debutante en el torneo, reafirmó su condición de revelación en Roland Garros 2020 al clasificarse a los cuartos de final con la victoria frente a la checa Barbora Krejcikova por 2-6, 6-2 y 6-3.
Su rival en cuartos será la durísima ucraniana Elina Svitolina, quinta jugadora a nivel mundial, que este domingo le ganó a la francesa Caroline Garcia, 6-1 y 6-3. La rosarina revirtió un juego que había comenzado con ventaja para la tenista europea y lo definió en el cuarto «match point», al cabo de 2 horas horas y 9 minutos en el court Simonne-Mathieu.
La argentina asumió un protagonismo reflejado en el dominio de todas las estadísticas del partido: los puntos ganados con el primer servicio, los ganados en la red, los conseguidos con devoluciones y los tiros ganadores conectados.
También tomó seis de las once oportunidades de quiebre que le brindó la checa, jugadora de 24 años con mayor experiencia en torneos de Grand Slam.

RESUMEN DEPORTIVO