Ruptura en Juntos por el Cambio: El portazo de Sittoni y la incógnita de Vales

Tras el resultado de las PASO, el empresario fluvial y portuario anunció su apoyo al peronismo. El ex Viceintendente, que salió tercero, hace campaña por Frigerio pero mantiene silencio sobre el tablero local. Heridas abiertas, a 38 días de los comicios generales.

Por Mariano Osuna

La fotografía final de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 13 de agosto, por la intendencia de Concepción del Uruguay, dejó una diferencia de 2692 votos a favor de la coalición gobernante. Como detalló LA CALLE, las tres fórmulas del peronismo acumularon 19.296 boletas afirmativas, mientras que las seis nóminas de Juntos por el Cambio consiguieron 16.604 respaldos en las urnas. Las victorias del ex vicegobernador José Lauritto y del productor Juan Orrico, en sus respectivas internas, posicionaron a los postulantes por la sucesión de Martín Oliva como grandes protagonistas de los comicios del 22 de octubre. El principal desafío es la convocatoria a las listas derrotadas, con el propósito de garantizar la complementariedad de los electorados de cada candidato dentro del frente electoral.

La situación local en La Histórica, que tiene sus peculiaridades distintivas, ofrece problemáticas similares a otras localidades, donde participaron múltiples precandidatos, que provienen de experiencias disímiles y con fines políticos diferentes. La situación del peronismo en Concordia y Paraná, y de la alianza opositora en ambas cabeceras departamentales, como en Gualeguaychú, ratifican el complejo panorama hacia la unidad para las elecciones generales. En Juntos por el Cambio, Orrico cosechó 6.002 votos, ubicándose en la tercera posición en la tabla general, de postulantes individuales, más acompañados en el cuarto oscuro. Más atrás, como analizamos en Punto y Seguido, la columna de los domingos en LA CALLE, quedó el vecinalista Aníbal Steren con 4371 sufragios, y después el ex compañero de fórmula de Oliva, el peronista Ricardo Vales, con 3.356 apoyos.

Son tres nombres con pasados y representaciones sociales muy diversas, que grafican un escenario de fragmentación inevitable. La política nunca fue una ecuación matemática, pero el contexto actual complejiza aún más esa realidad, que se encuentra inserta en un calendario electoral simultáneo con el cronograma nacional. Steren, que enfrentó a Orrico en 2019 en otra coalición, es el rival interno que mantuvo una mejor organicidad dentro de la alianza fundada a nivel nacional por el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica. Por su parte, la situación de Vales es incómoda e incierta, ya que su reciente pasado en el oficialismo y su paso sorpresivo a la vereda opuesta, dejó resquemores y desconfianzas, además de las resistencias iniciales a su decisión tras la renuncia a la presidencia del Concejo Deliberante. Aunque difunde su acompañamiento a Rogelio Frigerio para la gobernación, el silencio sobre la disputa local trae diferentes hipótesis y elucubraciones.

En esa línea, el empresario Jorge Sittoni, que salió cuarto en esa interna, con 1524 votos, pegó el portazo y anunció su adhesión a las candidaturas de Lauritto para la intendencia y de Adán Bahl para la Casa Gris. “Traté de integrarme de la mejor manera posible y dar todo lo mejor de mí”, explicó el ex postulante en LT 11 hace unos días. “Llegamos a la conclusión que no estaban dadas las condiciones para seguir en el espacio, así que con mucho agradecimiento le comuniqué (a Frigerio) que dejaba de participar allí», detalló Sittoni.

“Creo que faltó estrategia y lo dije desde un principio. A mí me costó mucho la campaña porque nosotros con una simple agrupación peleamos contra tres grandes estructuras, y la verdad que no nos dieron nunca la igualdad de oportunidades que nos habían prometido. Eso hizo que llegáramos bastante heridos al final del camino y haciendo lo que pudimos”, profundizó. “Vamos a trabajar y a colaborar con José Lauritto y Adán Bahl”, adelantó. La primera respuesta improvisada desde Juntos por el Cambio fue que Sittoni siempre fue justicialista y que «era previsible ese desenlace».

A menos de 40 días de los comicios generales, la ampliación de las fronteras y los límites de cada coalición electoral, y la capacidad de convocatoria a los contrincantes internos, será una variable determinante para la competencia final por la presidencia municipal. Allí está el rol fundamental de Frigerio y Bahl, como conductores de la estrategia provincial de las dos fuerzas mayoritarias, pero de igual modo para la configuración del tablero uruguayense, una de las piezas claves del ajedrez entrerriano por la sucesión de Gustavo Bordet.