Recordaron a los trabajadores en su día

Son tres fechas importantes para Argentina y el mundo.

Se trató de los 170 años del Pronunciamiento, los 168 de la sanción de la Carta Magna y el Día del Trabajador.

La comunidad de Concepción del Uruguay conmemoró ayer el 170° aniversario del Pronunciamiento del general Justo José de Urquiza y el 168° de la sanción de la Constitución argentina, además del Día Internacional del Trabajador.
La ceremonia oficial, desarrollada y transmitida en vivo por las redes sociales de la Municipalidad desde la plaza Constitución, fue encabezada por el intendente, Martín Oliva, acompañado por autoridades, representantes de las fuerzas vivas, abanderados y escoltas de las fuerzas policiales y de seguridad e invitados especiales.
A las 10:00 se dio inicio el acto en conmemoración de dos fechas importantes para la historia argentina, sumándose, además, la recordación del Día Internacional del Trabajo. En 1851, durante el pronunciamiento del general Justo José de Urquiza se aceptaba la renuncia del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas. como presidente de la Confederación Argentina, bajo el título, “mueran los enemigos de la organización nacional”. Se trató del primer paso rumbo a la sanción definitiva en el año 1853, de una Constitución que albergue a todos los argentinos bajo un sistema republicano, representativo y federal. También se evocaron los 135 años de la primera huelga masiva de trabajadores y recordó a los mártires de Chicago, instaurándose más tarde, el Día Internacional del Trabajador”. Tras la entonación del Himno Nacional y de la Marcha Entre Ríos, se colocaron ofrendas florales en recordación “de los que dejaron su vida y de quienes lucharon para lograr la construcción de nuestra República Argentina”. Las palabras alusivas a la fecha y en representación estuvieron a cargo del concejal Sergio Vereda, quien, luego de los saludos, protocolares, expresó: “Un privilegio que siento como ciudadano de esta Concepción del Uruguay cimentada por hechos que sólo nuestra historia revive, expuesta por momentos, haciendo que su crónica sea más intensa en el relato que nos dejaron nuestros más prestigiosos historiadores. Pero lo trascendental es vivir nuestro presente; que nos recuerda dónde y cómo estamos situados; y quienes fueron nuestros mentores, aquéllos que construyeron los pilares de nuestra Nación. Resulta que, al revisar la historia, nos encontramos con un caudillo que alzó su voz defendiendo los preceptos de esta provincia y del resto de la Confederación, convencido de que la libertad económica y política, sería más productiva que la concentración permanente de poder. El pronunciamiento de Urquiza, ocurrido un 1 de mayo de 1851, no es más que otro desafío, que sellaría esa libertad en la que Urquiza nos dejaría por escrito, en las páginas de nuestra preciada Constitución nacional, que también, fue consagrada el 1 de mayo, dos años después.
Sergio Vereda tuvo un párrafo final importante, dedicado a los trabajadores. Entre otras cosas, se refirió al personal de salud que tanto realiza en estos tiempos de pandemia.