Realizaron intervenciones nocturnas y hubo clausuras

No respetaron el horario de cierre e incumplieron medidas sanitarias.

En articulación con la policía de Entre Ríos, Inspección Municipal, la Central de Tránsito, Saneamiento Ambiental, Bromatología, el Juzgado de Faltas y la Coordinación de Operativos Conjuntos de Inspecciones Municipales (COCIM) respondieron a varias denuncias en Concordia y constataron diversas infracciones a las normas vigentes.
Alrededor de 50 intervenciones formales y más de 15 acciones disuasivas se contabilizan en el resumen del trabajo desarrollado en horas nocturnas del sábado y la madrugada del domingo.
Entre otras acciones, fueron clausurados seis kioscos en diferentes barrios (por no respetar el horario de cierre, incumplir el protocolo sanitario o facilitar el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública), dos cervecerías (principalmente por la cantidad de concurrentes y el descuido de las medidas de bioseguridad), y un par de bares. Los operativos también abarcaron numerosas reuniones sociales y fiestas privadas (donde se dispersó a los concurrentes y se labraron las actas correspondientes, luego de dar parte a la Justicia). Del mismo modo, según el mismo comunicado municipal, se actuó preventivamente en situaciones donde el llamado oportuno de algún vecino o la presencia temprana de los inspectores impidió que se realicen reuniones o festejos fuera de lo permitido. Se supo que en varias ocasiones, los inspectores llegaron cuando recién estaban por empezar a reunirse para un cumpleaños o compartir una cena entre amigos y disuadieron a los responsables de hacerlo, o fueron advertidos por algún padre sobre la concurrencia de sus hijos a una fiesta privada y abortaron la celebración antes de comenzar.

RESUMEN DEPORTIVO