Reafirmaron que la oferta del 6 de julio es la definitiva

Martín Guzmán reiteró este sábado que la última oferta representa “el máximo y último esfuerzo que el país puede sostener”

La propuesta de reestructuración de deuda del 6 de julio es la “oferta definitiva” de la Argentina y representa “el máximo y último esfuerzo que el país puede sostener”, ratificó este sábado el Gobierno y alentó a la comunidad de acreedores a aceptarla. A través de un comunicado sobre el proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda, el Ministerio de Economía recordó que “a lo largo del proceso que siguió, Argentina ha permanecido comprometida de buena fe con sus acreedores internacionales”.
“Los inversores esperaban que Argentina modificara los términos de la oferta inicial en numerosos aspectos. En un esfuerzo por incorporar las sugerencias de un cuerpo diverso de acreedores y llegar a un consenso, la Argentina extendió plazos y discutió condiciones de reestructuración y otros incentivos cada vez más generosos”, puntualizaron en el comunicado.
Sin embargo, la misiva aclara que, “algunas de las solicitudes de los acreedores habrían comprometido la probabilidad de una recuperación económica a corto plazo, e hipotecado las perspectivas de las generaciones argentinas presentes y futuras”. “Una reestructuración de deuda que es miope en sus objetivos no beneficia a nadie, ni al deudor ni a los acreedores”, afirmó el gobierno y consideró que la historia financiera reciente de Argentina ha enseñado que “el objetivo de corto plazo de conseguir el apoyo de los acreedores no puede echar por la borda la disciplina de asumir compromisos sólo en la medida en que éstos puedan cumplirse a largo plazo”.

RESUMEN DEPORTIVO