Queda corto el horario

Señor director:
Si bien es positivo que se habilite la apertura de locales gastronómicos en la ciudad, algo que demuestra que Concepción del Uruguay empieza a querer volver a la normalidad, es verdad que se podría debatir un poco más el horario de cierre de estos lugares. Me tocó salir a comer algo durante la noche del miércoles y por diversas actividades del día recién pude salir de mi casa a las 22:00. Pasé a buscar a mi pareja y llegamos hasta el lugar donde habíamos reservado nuestra mesa; lo que indica el protocolo impuesto en nuestra ciudad. Debido a que el local tenía que dejar de atender al público a las 23 horas, tuvimos dificultades para pedir comida y la estadía en el lugar fue muy breve. Seguramente este horario se irá estirando con el paso de las semanas, pero según me contaron mis amigos tuvieron el mismo problema. Si los negocios del centro cierran a las 20:00, sería beneficiosos y ayudaría a reducir la aglomeración de gente en las calles. Los compradores de locales comerciales se irían del centro cerca de las 20:30 horas y cerca de las 21:30 saldrían quienes tienen mesas reservadas en emprendimientos gastronómicos. De esta manera no se cruzaría tanta gente en la calle, los comensales podrían disfrutar de la salida y todos estarían un poco más contentos. Es sólo una reflexión que quise expresas luego de volver a visitar la gastronomía de la ciudad. También hay que reconocer que somos unos privilegiados con respecto a otras zonas del país, donde aún rige una cuarentena más estricta.
Nicolás Díaz

RESUMEN DEPORTIVO