Protestaron por requisas y traslados en la UP1

Familiares de los presos aseguran que los uniformados “rompieron todo» y enviaron a varios internos al calabozo.

Una requisa en el pabellón 1 de la cárcel de Paraná derivó en un conflicto no sólo interno sino también afuera de los muros con una protesta de familiares de presos, quienes denunciaron que les rompieron todo y además no querían que los trasladen a otros lugares. Tras dialogar con autoridades del Servicio Penitenciario, les prometieron que no habrá traslados.
Alrededor de las 16 se inició la protesta con quema de cubiertas en calle Marcos Sastre, frente a la puerta de la Unidad Penal 1. El personal policial de la comisaría 10° interrumpió el tránsito desde avenida Ramírez hasta División de los Andes y apostó efectivos en las inmediaciones para resguardar la zona.
Oficialmente desde el Servicio Penitenciario no quisieron aportar información a Uno sobre lo acontecido dentro de la cárcel. Al parecer, se trató de una requisa en la cual encontraron 21 celulares y cinco chuzas.
La madre de un interno dijo: «Fue una requisa normal como las que hacen siempre pero ahora se excedieron, les rompieron colchones, les tiraron toda la mercadería, que a nosotros nos cuesta, les rompieron televisor, ventilador, heladera, la comida se la tiraron al piso. A todos nos cuesta, trabajamos para poder comprar. Cuando tenemos una visita nos requisan, desde la cabeza hasta los pies, hasta nos sacan la bombacha y nos ven la cola».
Otra mujer agregó: «Dejan expuestos ellos mismos a los penitenciarios, si tanto hombres como mujeres pasan por una requisa y no se les encuentra nada ¿de dónde provienen las cosas? ¿Quién les facilita a los internos los celulares? Las familias no».
«Encontraron 21 celulares, cinco chizas, no sé si eran de ellos o se las pusieron», inquirió la madre del preso que encabezó la protesta, y agregó: «Nosotros no sabeos porque no estamos adentro».

RESUMEN DEPORTIVO