Probarán el “turismo de fin de semana” en el interior

Lejos de las expectativas que había generado el turismo en los últimos fines de semana largos de julio y agosto, las provincias se preparan para el feriado del lunes con más cautela, a causa del avance de la pandemia en el interior. En paralelo, los gobernadores siguen con atención la reapertura de vuelos de cabotaje, que permitirá empezar a activar el sector, como puesta a punto de cara a la temporada de verano.
El consejo interministerial de Nación acordó que es prioritario que se habilite el turismo veraniego después de la parálisis desde marzo. Ahora trabajan en los protocolos el Ministerio de Turismo y Deportes de Matías Lammens y el de Transporte de Mario Meoni. En ese sentido, Lammens mantuvo una reunión con los intendentes de los municipios bonaerenses de la Costa Atlántica. Antes del septiembre negro para las provincias respecto al Covid, se llevaron a cabo experiencias que habían dado oxígeno a uno de los sectores más golpeados por el aislamiento. Sin embargo, la acelaración de la curva de contagios llevó a retrocesos también para la actividad turística. De esta manera, mientras algunas provincias, como Salta, bajaron el pulgar para este fin de semana, en otros distritos habrá posibilidades más acotadas. En ese sentido, se destaca la prueba piloto que hará San Juan en Calingasta con 1.500 vehículos habilitados.
En cuanto a experiencias de ese tipo, la que Río Negro pensaba llevar a cabo desde el pasado viernes para anticiparse al retorno de los vuelos, quedó en stand by. En la provincia gobernada por Arabela Carreras esperan luz verde de Nación para la llegada de un «turismo burbuja» que permitirá a 500 personas viajar desde el Alto Valle a Bariloche, con protocolos especiales, seguros médicos con cobertura Covid y una app de seguimiento y control. «En lo único que pudimos avanzar fue en crear desde la municipalidad de Bariloche un registro de alojamientos para estar listos», mencionaron a este medio desde la provincia.
Donde sí habrá una experiencia a modo de prueba es en San Juan, donde la administración de Sergio Uñac dio aval a Calingasta, la primera localidad que reabrirá el turismo interno tras la marcha atrás a Fase 1 a finales de agosto.

RESUMEN DEPORTIVO