Preocupan los eventos masivos realizados al aire libre

En las últimas horas se lograron desarticular-tanto en la ciudad como en el Departamento y otras ciudades- varias fiestas con numerosa presencia de público, por representar un riesgo sanitario.

La policía de Entre Ríos intervino en una fiesta clandestina, esta vez en un sector de la Isla del Puerto.
Pasadas las 01:00 horas de este domingo, personal perteneciente al Comando Radioeléctrico fue alertado mediante un llamado telefónico, debido a que en el Sector Norte de la Isla del Puerto, más precisamente en el sector de los ranchos, se estaría realizando una fiesta comúnmente denominada clandestina; informaron fuentes policiales a esta redacción.
De acuerdo a lo notificado a esta redacción desde la Jefatura Departamental Uruguay, personal policial se hizo presente en el lugar de forma inmediata, quienes fueron asistidos por agentes de Guardia Urbana dependiente del municipio local.
Una vez en la zona, uniformados y municipales confirmaron lo informado telefónicamente, notificando a una joven de 27 años de edad por la violación del Decreto Nacional en vigencia.
En el lugar se constató la presencia de aproximada de 10 personas. Lo acontecido fue informado a la secretaría en turno del Juzgado Federal en turno.

Reunión social no permitida en Basavilbaso
La localidad entrerriana de Basavilbaso está en la mira por una multitudinaria fiesta clandestina que se concretó este fin de semana. Según se informó, el evento se realizó este domingo en horas de la madrugada en las afueras de la ciudad, más precisamente en la línea 24 y zona de vías.
Por las redes sociales comenzaron a circular fotos y videos de la fiesta, de la que participaron principalmente jóvenes.
En las imágenes se puede ver como los asistentes al evento no tenían tapabocas ni respetaban las medidas de distanciamiento recomendadas para prevenir el coronavirus, que tanto afecta hoy en el país. En la zona además se pudo observar gran cantidad de vehículos estacionados.

Se llevó a cabo un multitudinario evento en la localidad de Santa Elena
Este sábado se realizó una fiesta con baile sin distanciamientos ni protocolos en la habilitación de una obra en la costanera de Santa Elena, encuentro que fue encabezado por el propio intendente Domingo Daniel Rossi. Se estima que en lugar había más de 3.000 personas. La cuestionada actividad se suma al baile multitudinario que realizó en Crespo el grupo Edelweiss la semana pasada, autorizado por el propio intendente Schneider.
El intendente Domingo Daniel Rossi cortó la cinta de la obra acompañado por el diputado provincial Sergio Castrillón y autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad, indica Análisis. También había en el lugar autoridades policiales que hicieron caso omiso a las disposiciones nacionales y provinciales para prevención de contagios de Coronavirus Covid-19, en un momento en que, la pandemia se encuentra en la segunda ola.