Preocupación por el estado de salud

Claudia, esposa de José Carlos Mayer, el motociclista atropellado el 21 de julio pasado en Concordia por un conductor que lo dejó tirado y malherido, contó que su esposo está en estado muy delicado. La mujer expresó ante la prensa que la situación por la que está atravesando su familia es desesperante porque desde que José Carlos tuvo el accidente, están viviendo de la colaboración de la comunidad en general y en especial de sus compañeros de trabajo, los muchachos de la mensajería. «Mi esposo no está bien, está muy dolorido porque le duele mucho el brazo que le operaron y además le duele mucho por el tema de la pierna que le cortaron, José tiene sonda», aseguró.
De la misma manera, confió: «Él todavía no reconoce a la gente. Mi marido no está así porque está sedado, al contrario, él está así porque le quedaron secuelas neurológicas por el accidente».
También, manifestó que «José no está bien de salud, está muy mal. Hay que sedarlo para que pueda dormir, le quedaron muchas secuelas, no se acuerda de nada, ni siquiera reconoce a su hijo». Claudia recordó que los médicos le dijeron que con el tiempo se va a ir recuperando, pero «él está mal, la verdad es que yo no lo veo bien, perdió mucho peso. No se puede dar vuelta en la cama, yo lo tengo que ayudar, estoy constantemente con él las 24hs, porque se mueve mucho y se puede caer de la cama. Lo cuido a José y al nene que es discapacitado y hay que estar constantemente con los dos». En un pedido solidario, dijo que quien quiera colaborar con su familia por el dramático momento que están atrasando lo puede hacer «en la mensajería, en calle Sarmiento 587, o acá en mi casa en calle La Pampa 2158, en el barrio Concordia Segundo».

RESUMEN DEPORTIVO