Premios Emmy: una ceremonia atípica por la pandemia

Así fue la entrega de los premios Emmy a lo mejor de la televisión estadounidense.

La Academia de la Televisión de los Estados Unidos realizó la 72ª edición de los premios Emmy en reconocimiento a lo mejor de la pantalla chica de ese país. La ceremonia, atípica por la pandemia del coronavirus, tuvo como principales protagonistas a Succession, de HBO, y a la comedia canadiense Schitt’s creek. Succession se quedó con cinco estatuillas en drama: mejor serie, mejor dirección (Andrij Parekh), mejor actor principal (Jeremy Strong), mejor actriz invitada (Cherry Jones) y mejor guión (Jesse Armstrong). La más premiada fue Schitt’s creek, que se quedó con siete de las nueves estatuillas que se entregaron en el rubro comedia, incluyendo mejor serie, mejor dirección (Andrew Cividino y Dan Levy), mejor actor (Eugene Lev) y mejor actriz (Catherine O’Hara). Por su parte, el premio a la mejor miniserie fue para Watchmen, de HBO. A raíz de la pandemia por el coronavirus, el evento se llevó a cabo, por primera vez, de manera virtual. Comenzó una hora antes de la ceremonia de entrega de estatuillas, con una previa conducida por Ileana Rodríguez y Lety Sahagun, que contó con juegos, entrevistas y trivias. Luego, se dio inicio a la ceremonia de entrega de los premios, también conocidos como los ‘Oscar de la televisión’. Jimmy Kimmel fue el anfitrión del evento, transmitido desde el Staples Center de Los Ángeles. Al comienzo de la ceremonia, el monólogo de apertura de Jimmy Kimmel estuvo acompañado por aplausos y risas extraídas de entregas anteriores desde el Staples Center, para simular la presencia de otras personas. La primera figura en aparecer en escena para acompañar al anfitrión fue Jennifer Aniston, quien roció con alcohol el sobre que contenía el nombre del primer ganador de la noche, con el objetivo de “desinfectarlo”, y lo quemó. La actriz tomó un extintor para apagar el fuego y así darle inicio formalmente a la entrega de galardones.

RESUMEN DEPORTIVO