Otorgan salidas anticipadas a ex concejal condenado por narcotráfico

Por Néstor Belini

El ex concejal de Cambiemos, Pablo Hernández, accedió al régimen preparatorio para la liberación a partir de 3 de marzo.

El Tribunal Oral Federal resolvió adelantar un mes los términos del régimen progresivo de la pena porque cumplió satisfactoriamente con una diplomatura. Continuará con prisión domiciliaria hasta acceder a un régimen de salidas progresivo. Fue condenado en la causa conocida como Municipio narco.

El juez del Tribunal Oral Federal de Paraná, Roberto López Arango, resolvió ayer “adelantar un mes en los Términos Progresivos de la Pena, en virtud de haber culminado satisfactoriamente el Diplomado en Criminalística y Criminología” e incorporó “a partir del 3 de marzo del corriente año, al condenado Héctor Pablo Hernández, al Régimen preparatorio para la liberación. Hernández fue condenado a la pena de cinco años de prisión como partícipe secundario del delito de Comercialización de estupefacientes agravada. La pena caduca el 3 de junio de 2023.

Hernández fue parte del juicio que se realizó entre octubre, noviembre y diciembre de 2019, en el que se dirimieron las responsabilidades de 33 imputados en las causas conocidas como Narcoavioneta y Narcomunicipio.

El Tribunal resolvió juzgar ambas causas en un solo debate porque consideró a Daniel Celis, alias Tavi, como la “conexidad subjetiva” entre ambas investigaciones. Al dar por cierto un acuerdo político entre la cúpula de la gestión del ex intendente, Sergio Varisco, el Tribunal condenó a Hernández y a la ex funcionaria de la Secretaría de Seguridad, Griselda Bordeira, imputados en la causa Narcomunicipio. Ambos fueron condenados a la pena de 5 años de prisión y 37.500 pesos de multa. Fiscalía había pedido, para ambos, la pena de 9 años de prisión y 225.000 pesos de multa.

El juez también resolvió “conceder al condenado, el siguiente régimen de egresos: a) los primeros tres meses (hasta el día 3 de junio de 2022) se mantendrá dentro de las disposiciones actuales que rigen la prisión domiciliaria; b) los siguientes 6 meses (desde 4 de junio de 2022, hasta el día 3 de diciembre de 2022) se le concederán las salidas con acompañamiento de un familiar; c) y los últimos meses podrán ser sin acompañamiento (desde 4 de diciembre 2022 hasta el 3 de junio de 2023)”.

López Arango recordó que aquel régimen “estará supeditado al cumplimiento de las reglas impuestas por parte del condenado, pudiendo revocarse el beneficio otorgado cuando existen justificación suficiente que así lo amerite, todo de conformidad a lo dispuesto en el Artículo 56 quáter de la ley 24.660. Asimismo, el vencimiento de la pena operará el día 3 de junio de 2023”.

El juez recomendó a Hernández que “solamente podrá egresar del domicilio autorizado para realizar actividades familiares, domésticas y/ o recreativas junto a su familia, en un radio cercano a la vivienda autorizada. Asimismo deberá mantener buena conducta, permanecer en el lugar autorizado y respetar el horario concedido, como así también, abstenerse de: 1) Asistir a lugares públicos de concurrencia masiva (salvo autorización expresa en contrario), 2) Consumir o poseer bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes y de vincularse con personas relacionadas a este tipo de sustancias y 3) Conducir vehículos motorizados; todo ello, bajo apercibimiento de revocar el beneficio concedido”.