Once policías acusados del crimen

Otros dos policías correntinos se sumaron a los ya nueve imputados por el abandono de persona seguido de muerte de Lautaro Rosé, el joven que murió ahogado en el río Paraná tras una persecución ocurrida el 8 de este mes en la capital provincial, y los investigadores tienen previsto para el próximo miércoles escuchar el testimonio de la madre de la víctima para incorporar a la causa.
«Quiero que caigan presos, que no tengan la libertad los que me quitaron a mi hijo, porque le arrebataron la vida», dijo Juana Sotelo, madre de Lautaro (18), quien aseguró que no dejará de pedir justicia.
La mujer, que fue citada como testigo en la causa para el 24 de noviembre próximo, se lamentó por lo ocurrido con su hijo y repudió el accionar policial: «Están para cuidarnos no para matarnos. No voy a dejar de pedir Justicia hasta que caigan los que me sacaron a mi hijo».
Por su parte, el fiscal de Instrucción a cargo de la causa, Gustavo Robineau, dijo que son 11 los policías imputados, ya que se sumaron evidencias que involucran a otros dos, además de los nueve ya acusados.
Los efectivos de la fuerza de Seguridad provincial están imputados por los delitos de abandono de persona seguido de muerte, apremios ilegales e incumplimiento de los deberes de funcionario público y «se buscará determinar el grado de responsabilidad de cada uno de ellos», señalaron fuentes judiciales.
«La semana que viene se empezarán a producir las pruebas del expediente», explicó el fiscal a Télam, en referencia a las declaraciones de testigos, imputados y el estudio de imágenes de cámaras de seguridad de la zona.
En este sentido, la jueza de Instrucción 3, Josefina González, adelantó que el próximo miércoles 24, se tomará declaración a Juana Sotelo, mamá de Lautaro.

RESUMEN DEPORTIVO