Ocho años de prisión para conductor

Gastón Abraham Dlugovitzki circulaba a más de 100 kilómetros por hora la noche del 6 de marzo de 2019 cuando embistió a Fabíán Cragnolino en San Martín y Garibaldi. Un tribunal lo condenó por el delito de homicidio simple y no podrá volver a manejar por diez años.
El joven de 23 años que mientras corría picadas con su auto en la zona sur embistió y causó la muerte de Fabián Cragnolino en marzo de 2019 fue condenado este martes a cumplir 8 años de prisión y 10 años de inhabilitación para conducir, como autor responsable del delito de homicidio simple con dolo eventual, una calificación inusual para accidentes viales. Las cámaras que captaron el siniestro, los testigos y los antecedentes del acusado, inclinaron la decisión del jurado.
A ese conclusión llegó el Tribunal del juicio oral y público que se desarrolló durante una semana y tuvo en el banquillo de los acusados a Gastón Abraham Dlugovitzki, conductor del auto Ford Focus que el 6 de marzo de 2019 atropelló a más de 100 kilómetros por hora a Cragnolino, de 43 años, padre de tres niños pequeños y residente junto a su familia en Ybarlucea, comuna del la cual era el tesorero.
El Tribunal valoró los antecedentes del conductor, que en el juicio se probó con más de 60 audios que se arrogaba conducir por la ciudad a toda velocidad «raspando espejos». Decia que era Toreto, de Rápidos y furiosos
Según testigos, registros fílmicos y pericias, el conductor del Focus circulaba entre 122 y 130 kilómetros por hora mientras corría picadas con otro auto por avenida San Martín, cuando embistió un lateral del utilitario Renault Kangoo que manejaba la víctima.

RESUMEN DEPORTIVO