Noticias sociales

Bautismo
Joel Williams Bautista Lencina recibió el sacramento del Bautismo en la parroquia María Auxiliadora.

Santoral
Los católicos recuerdan hoy a Santo Tomás de Villanueva, arzobispo. Este inmenso predicador, que fue llamado por sus oyentes ‘el divino Tomás’, nació en España en 1488 y su sobrenombre le vino de la ciudad donde se educó y creció. Sus padres no le dejaron riquezas materiales en herencia, pero sí una mucho más importante: un profundo amor hacia Dios y una gran caridad hacia los demás. Hizo sus estudios con gran éxito en la universidad de Alcalá y en 1516 pidió y obtuvo ser admitido en la comunidad de los padres agustinos, en Salamanca. En 1518, fue ordenado sacerdote y luego fue profesor de la universidad. Poseía una inteligencia excepcionalmente lúcida y un criterio muy práctico para dar opiniones sobre temas difíciles. Pero tuvo que ejercitarse continuamente para adquirir una buena memoria y luchar mucho para que las distracciones no le alejaran de los temas que quería tratar. Sentía una predilección especial por atender a los enfermos y repetía que cada cama de enfermo es como la zarza ardiente de Moisés, en la que se logra encontrar uno con Dios y hablar con Él, pero entre las espinas de incomodidad que lo rodean. Fue nombrado provincial de su comunidad y en 1533 envió a América los primeros padres agustinos que llegaron a México. Frecuentemente, mientras celebraba la misa o rezaba los salmos, le sobrevenían los éxtasis y se olvidaba de todo lo que lo rodeaba y sólo pensaba en Dios. En septiembre de 1555, sufrió una angina de pecho e inflamación de la garganta. Mandó repartir entre los pobres todo el dinero que había en su casa. Hizo que le celebraran la misa en su habitación y exclamó: «Que bueno es Nuestro Señor: a cambio de que lo amemos en la tierra, nos regala su cielo para siempre». Y murió. Tenía 66 años.

Línea telefónica de contención
La Fundación El Arte de Vivir pone a disposición durante este período de pandemia el servicio de escuchar a las personas aisladas que experimentar ansiedad, miedo y angustia. El numero al que hay que comunicarse por Whatassap (o llamado) es 00549 1164959797 y desde ahí se derivan a los voluntarios de todo el país según la zona. Para otros pedidos y necesidades también puedes llamar al 11 45530407. Contacto en Concepción del Uruguay: 3442 644620 (Lorena Ballay)

Aniversarios e imágenes familiares
Los lectores de LA CALLE que deseen enviar sus fotos referidas a cómo celebran sus aniversarios y viven la cuarentena desde sus casas pueden enviarlas –en forma gratuita- al siguiente correo electrónico: redacción@lacalle.com.ar para su publicación. En lo posible, consignar los nombres de las personas que aparecen en la imagen, el apellido de la familia y la localidad de residencia.

RESUMEN DEPORTIVO