Nadia Podoroska es nacional y popular

Señor director:
Lo que inicialmente fue un motivo de orgullo nacional, la seguidilla de triunfos de la tenista Nadia Podoroska en Roland Garros, producto de un gran esfuerzo personal y deportivo fueron rápidamente descalificados en las redes sociales a través de influencers o fanáticos adherentes al macrismo.
Los motivos discriminatorios y agresivos surgen al descubrir que Nadia, en sus análisis políticos y expresión de admiración a ciertos notorios personajes, se inclina por lo denominado «nacional o popular», progresista. Claro, una cosa es poseer la aptitud deportiva de enormes exigencias desde el punto de vista conceptual, técnico, estratégico, físico, temperamental, psicológico que exige la práctica del tenis a nivel profesional y otra, es que la misma persona esté preparada para desentrañar que es lo más beneficioso para su persona y su país.
Irónicamente expresado es lamentable que Podoroska, con un supuesto nivel intelectual atendible, no logre comprender que los responsables de lo que nos pasa son: inmigrantes de países limítrofes, adolescentes de barrios populares, agrupaciones populares hostiles, piqueteros, sindicalistas, kirchneristas radicalizados, camporistas, cristinistas, garantistas, ocupas de tierras, etc.
No se entiende tampoco porque Nadia descree inexplicablemente de los grupos mediáticos homogéneos que acompañan al macrismo con mentiras bien estructuradas y ocultan todo tipo de especulación y negociado.
CÓmo es posible que Nadia sospeche que en el gobierno anterior hubo recesión, default, especulación ilegal, incremento del desempleo, aumento de la pobreza,etc.
Para las personas de bien estos problemas son invisibles y abstractos. Si los Macristas aceptaran las verdaderas causales de lo señalado sería considerados unos verdaderos pelot…o tontos, cuando ellos han convenido que el origen de todos los males está realmente en» Cristina» y las verdades de todas las causas que una a una se están cayendo del pedestal de la mafia judicial-mediática, orquestadas duramente para acceder al poder y luego privatizar todo lo que fuese posible en grandes negociados.
Como dijo Bolsonaro, los que votaron a Fernández-Fernández tienen lo que merecen, ya que impidieron de una vez por todas que Macri concentrara aún más el poder económico y financiero en unos pocos; destruyendo el aparato productivo, teniendo los pobres el camino allanado para seguir siendo pobres pero con la convicción, las perspectivas y el bienestar implantados por los sabios de la derecha y ultraderecha autóctona.
Nadia Podoroska y su mirada solidaria no los necesita.
Aldo O. Savina