Más vecinos dan cuenta de intentos de estafas y sus modalidades

Una familia que reside en una vivienda de calle Tibiletti evitó ser engañada y denunciaron el hecho.

La actividad delictual muta constantemente en la ciudad, algo que quedó evidenciado mediante una denuncia radicada en sede policial, debido a un curioso hecho que se habría llevado adelante en una vivienda de calle Tibiletti al 700.
Al parecer, la empleada doméstica de la vivienda, atendió un llamado telefónico, donde le avisaban que supuestamente habían dejado un sobre rojo en la puerta y que era de suma importancia, ya que se trataba de un turno para realizar un supuesto trámite bancario.
La mujer tomó los recaudos necesarios y al darse cuenta que era mentira, no abrió la puerta del domicilio, impidiendo una posible entradera de delincuentes.
Ante esta situación y la posibilidad de que el engaño no se consume, los supuestos delincuentes insistieron en que abra la puerta para tomar el sobre que contenía el turno para el banco. Fue así que los estafadores pusieron a hablar a una mujer que se hizo pasar por la supuesta dueña de la casa y la acción terminó fallando, ya que la empleada no la reconoció y cortó la llamada. De acuerdo a lo trascendido, esta familia radicó la denuncia de inmediato, para así alertar a la población del supuesto engaño que estaban tratando de llevar adelante.
Cabe remarcar que ninguna entidad crediticia de la ciudad va a enviar por correo ningún turno para el banco, por lo tanto se recomienda estar atento ante esta situación y de vivir algo similar es indispensable radicar la denuncia para que la policía pueda actuar.
Como viene ocurriendo en varias ciudades de la provincia, existen muchos engaños de diferente índole, lo que hace supone que se trata de diferentes grupos de personas que viajan de ciudad en ciudad, consumando asaltos o estafas, para luego trasladarse a otra localidad y emplear las mismas maniobras.
Habitualmente las personas de mayor edad son blanco fácil de estos hechos delictivos, por lo tanto se debe estar atento y dialogar con las personas mayores y menores de edad, para que no sean sorprendidas en su buen accionar, ante estos acontecimientos que se vienen multiplicando y para los cuales no existe un freno hasta el momento; ya que es difícil dar con los estafadores que se mueven permanentemente, pese a las restricciones impuestas para circular por las rutas entrerrianas y de todo el país.
Al cierre de esta edición, se desconoce si agentes de la policía de Entre Ríos pudieron tener algún dato certero de los estafadores, pero se estima que se siga investigando al respecto, ya que en la zona mencionada existen muchas cámaras de seguridad de diferentes viviendas, donde los estafadores podrían haber quedado registrados, para así intentar dar con ellos.
La modalidad delictiva, de estafas telefónicas, creció mucho en pandemia y se diversificó tanto que es difícil seguir un patrón de conducta de los delincuentes por el momento.

RESUMEN DEPORTIVO