Marchas contra el proyecto para legalizar el aborto

Pese a las críticas por el funeral de Maradona, hubo manifestaciones en varias ciudades del país sin distanciamiento.

En plena cuenta regresiva para que el proyecto sobre la la legalización del aborto que envió el Gobierno comience a ser debatido en el Congreso de la Nación, diferentes sectores que rechazan la iniciativa se concentran frente a la sede parlamentaria. Allí será el epicentro de una jornada nacional convocada por «los celestes», el color con el que se identifican los «pro vida». Se realizan movilizaciones similares en 250 ciudades de todo el país.
Pocos minutos después de las 15 de este sábado, el horario estipulado para el inicio de la marcha pro vida, caravanas de colectivos y autos provenientes de Merlo, Malvinas Argentinas, José C Paz, Moreno, Mercedes y General Rodriguez avanzan desde el obelisco hasta el Congreso de la Nación. Allí los esperaba una multitud vestida de celeste y blanco, conformada por agrupaciones pro vida, personas autoconvocadas y murgas juveniles.
«Tenemos que levantar la voz de los que no tienen voz», arengaba una de las impulsoras del encuentro desde el camión que hace de escenario. Entre el público que aplaude, Maria Mesones, traductora pública, comunicó a La Nación que los que impulsan al aborto encubren intenciones machistas. «No están pensando en la mujer. Se sabe que la gran mayoría de las violaciones ocurre dentro del ámbito familiar. Si sale la ley, el tío o el padre violador puede llevar a una chica a abortar cuantas veces le convenga y la sigue violando», argumenta, mientras carga un cartel en el que se lee claro: «Adopción es la opción».
Entre los manifestantes, hubo poco distanciamiento social. La mayoría llevaba puesto un tapabocas, pero no todos de la manera correcta.

RESUMEN DEPORTIVO