Magdalena Garro: “Pensé que la vuelta al agua iba a ser trágica”

▌En una especie de burbuja en Gualeguaychú, Magdalena Garro junto con el equipo de la selección argentina femenina concentran con la mirada puesta en llegar a Tokio 2021. Todas las integrantes del plantel debieron hacerse testeos.

Enfocada en recuperar el tiempo perdido para lograr la clasificación a Tokio reprogramada para el año que viene, la representante de Regatas Uruguay se pone a punto en Gualeguaychú. Allí llevan adelante la segunda convocatoria con la aprobación de las autoridades que contempla a los deportistas que ya están clasificados a la próxima cita olímpica o bien aquellos que todavía deben buscar una plaza. “Magui” confiesa que en algún momento pensó en hacer lo mismo que Ariel Suárez, el remero que violó la cuarentena para entrenar y fue multado.
¿Qué es lo que están haciendo y por qué en Gualeguaychú?
– La actual es la segunda concentración que hacemos en Gualeguaychú. Se diagramó acá porque estamos en unas cabañas muy cerca del río que cumplían con los requisitos que los entrenadores estaban buscando como para volver al entrenamiento todas las mujeres juntas. La condición era que debíamos estar aisladas dentro de una ciudad. En su momento cuando se proyectó Gualeguaychú no tenía casos y después fueron apareciendo pero es como si no viviéramos en la ciudad. Evitamos salir salvo por cuestiones de extrema necesidad. Actualmente estamos todas: Micaela Maslein de Paraná, Sabrina Ameghino de Ensenada, Brenda Rojas de la ciudad de San Pedro y Martina Isequilla que es de Rosario y se sumó este año. Todas bajo las órdenes de Juan Pablo Bergero que es nuestro entrenador.
Después de estar tanto tiempo entrenando en casa ¿Cómo fue el regreso al río?
– Pensé que la vuelta al agua iba a ser trágica, creía que no me iba a recuperar más, tenía mucha angustia. Por suerte no fue así, fue increíble cómo fue todo más rápido. Al estar demasiado tiempo fuera del agua, era urgente volver a agarrar más capacidad y creo que la voluntad era mayor. Había más predisposición, más ganas así que por eso también me recuperé un poco más rápido. Ahora me siento muy bien Esperemos seguir por un buen camino y lograr el objetivo.
La pandemia provocó la reprogramación de todas las competencias previstas para este año. ¿Qué es lo que tienen el horizonte?
– Hasta ahora se mantiene el Preolímpico de Curitiba en Brasil a principios de abril del 2021, esa será la primera posibilidad de clasificación a Tokio en k1 500 metros, k2 500 metros o en k1 200 metros. Tres semanas después habrá un repechaje olímpico que va a realizar en Rusia. A nivel nacional no sabemos si este año va a haber competencias, lo que suceda en lo que queda de este año no lo sé. Los campeonatos no están suspendidos pero tampoco se está hablando de que se hagan. Con el correr de estos días se irá viendo si se retoman algunas competencias. Hoy por hoy no hay nada proyectado.
¿Cómo viene la preparación?
-La verdad que va muy bien. Me parecía que habíamos perdido mucho pero lo recuperamos bastante rápido. No estamos disgustadas con lo que venimos haciendo. No nos quedamos con el hecho de todo lo que perdimos en la cuarentena, sino que miramos hacia adelante, nos enfocamos cómo hacer para volver al nivel que teníamos antes de que pasara todo esto del virus. Estamos entrenando todos los días a conciencia y lo mejor posible.
¿Creen que han perdido terreno en comparación con los deportistas de otros países?
-En lo que es América y Sudamérica no sé cómo vienen, pero por ejemplo en Europa los últimos fines de semana hay países que llevaron a cabo sus distintos campeonatos nacionales. Así que han competido entre ellos. Pero depende de cada país y de su situación.
El nombre de Ariel Suárez fue noticia en los últimos días, el remero campeón panamericano que decidió violar el aislamiento obligatorio, salió a entrenar sin autorización y le labraron un acta. ¿Se te pasó por la cabeza hacer lo mismo en su momento cuando no podían entrenar?
– En algún momento lo pensé, sí. Lo entiendo, lo comprendo perfectamente y por lo que más lo justifico es porque hoy en día no hay un criterio sobre qué actividades habilitar y qué no. Nunca lo hubo para mí, entonces al no haber respuestas coherentes del otro lado hay quienes terminan teniendo ese acto como de rebeldía por el cansancio y el agotamiento. Uno como deportista sabe todo lo que pierde al estar tanto tiempo parado y cómo nos urge volver. Me parece perfecto lo que hizo, ahora resulta que todos dicen que no era tan complicado que vuelva el remo.
Ojalá que habiliten un montón de actividades más y que la gente pueda ser un poco más libre, estar saludable porque el deporte es salud. Es necesario para todos, seas deportistas o no, me refiero a la toda la sociedad.

RESUMEN DEPORTIVO