Los números

Carlos Heller

Los números recientes de la economía, que en general son muy buenos, muestran que el país comienza a recuperarse, no sólo de los efectos de la pandemia sanitaria, sino también de las fuertes caídas del PIB de 2018 y 2019. Esta evolución, a su vez, da una información clara de cuál es el sendero que se debe transitar. La producción industrial manufacturera (Indec) se encontraba en septiembre de este año un 6,2% por encima de febrero de 2020, es decir, antes de la irrupción de la covid-19. El indicador ya está un 14,3% por encima del valor de septiembre de 2019, y es un 8,6 % más alto que el de idéntico mes de 2018. En ese momento, recordemos, estaban ingresando los préstamos del FMI y arreciaban las políticas de ajuste fiscal y monetario, que tuvieron un gran impacto negativo en actividades como la industria y el comercio, que son dependientes del mercado interno. Si bien el indicador sintético de la actividad de la construcción evidenció en septiembre una caída desestacionalizada del 2,2% respecto al mes anterior, en el acumulado enero/septiembre 2021 arroja un crecimiento del 1,9% respecto a igual período de 2019, superando los niveles prepandemia. Las autoridades esperan que la economía crezca este año más de 9%, y algunas consultoras ya proyectan incluso un 10%. Quiere decir que casi se estaría recuperando la severa caída del año pasado. Esta situación es auspiciosa, dado que, por ejemplo, países como Reino Unido, Francia y España crecerán este año 6,8, 6,3 y 5,7%, respectivamente, pero no les alcanzará para recuperar lo perdido en el 2020 (proyecciones FMI). La balanza comercial continúa siendo superavitaria, habiéndose acumulado durante los primeros nueve meses del año el mayor saldo positivo para dicho período de los últimos 12 años. Además, la actividad económica local continúa en recuperación, y ya alcanzó los valores prepandemia sanitaria (febrero 2020). El sector industrial muestra un alza del 5% acumulada hasta agosto de 2021 con respecto a igual periodo de 2019. Los indicadores privados indican una continuación de la mejora. La evolución de los precios internos es la excepción respecto de los datos expuestos. No sin dificultades, continúa en el proceso de poner límite a la acumulación de riqueza en pocas manos. El congelamiento de precios y las acciones que se lleven a cabo en los siguientes días para ir reduciendo los niveles de inflación constituyen un desafiante objetivo.

RESUMEN DEPORTIVO