Los hermanos y la madre deberán declarar por estafa

Fueron citados a indagatoria por desmanejos financieros y vaciamiento de El Diario.

El titular del Juzgado de Transición N° 1, Carlos Ríos, citó a declaración indagatoria al exministro de Agroindustria de Mauricio Macri, Luis Miguel Etchevehere, en el marco de una causa por estafa que se abrió en 2011 a partir de la denuncia presentada por su hermana Dolores Etchevehere.
El magistrado también citó a indagatoria a la madre del exministro, Leonor María Magdalena Barbero Marcial, y a los otros dos hermanos, Arturo Sebastián y Juan Diego Etchevehere.
Luis Miguel Etchevehere fue citado para el 18 de noviembre, a las 10; sus hermanos Arturo Sebastián, para el 19; Juan Diego, para el 24; y la madre de los tres, Leonor María Magdalena Barbero Marcial, para el 26 de noviembre.
También fue citado el empresario santafesino Walter Grenón, dueño de Red Mutual, que tuvo parte de las acciones de Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), la empresa editora de El Diario.
Grenón ingresó a El Diario en 2010, cuando los hermanos Ivar y Arturo Roosvelt Etchevehere venden su parte, un año después de la muerte de Luis Félix Etchevehere, último director del matutino con apellido Etchevehere.
Grenón está citado a indagatoria para el próximo 2 de diciembre, también a las 10:00. En tanto, Germán Buffa, implicado en la causa por distribución de publicidad amañada durante el gobierno de Sergio Urribarri –su causa se incorporó al megajuicio que todavía está sin fecha y que sentará en el banquillo al gobernador-, que fue parte del directorio de SAER, fue citado para el 9 de diciembre. Y Luis Alberto Guevara, un personaje menor en el manejo de El Diario, irá a indagatoria para el 21 de diciembre. En la lista también figura Viviana Grenón, citada para el 30 de noviembre.
Desde 2011 hasta ahora los Etchevehere nunca fueron indagados, aún cuando el Ministerio Público Fiscal había impulsado esa declaración. La causa estuvo primero en manos de la jueza Susana María Paola Firpo, después de Pablo Zoff, y ahora de Carlos Ríos.
Según consignó Entre Ríos Ahora, la causa se inició por una denuncia de Dolores Etchevehere. La carátula fue por estafa, aunque a la causa después se agregó un ítem peculiarísimo: el de vaciamiento de la empresa editora de El Diario a partir de una investigación que hizo hasta 2018 el entonces fiscal y hoy juez de juicio Alejandro Cánepa.
Un dictamen que firmaron en 2018 los fiscales Alejandro Cánepa y Viviana Ferreyra resume el andamiaje de la estafa que denunció Dolores Etchevehere y los resultados de la pesquisa de Cánepa sobre el vaciamiento de El Diario.
Se les atribuye a Leonor María Magdalena Marcial de Etchevehere, Luis Miguel Etchevehere, Arturo Sebastián Etchevehere y Juan Diego Etchevehere, a la primera en su carácter de Presidente, y a los demás en su carácter de directores de la sociedad Las Margaritas S.A., haber solicitado préstamos al Banco Itaú por U$S 250.000 (dólares doscientos cincuenta mil), los que le fueron otorgados en fechas 29/07/2011 (U$S 200.000) y 12/08/2011 (U$S 50.000), a tasa subsidiada y con el fin preciso de ser destinados a actividades productivas.
«En lugar de ello», dice la fiscalía, «fueron distribuidos entre los miembros del Directorio de la firma referida, para fines personales y distintos del solicitado al Banco. La devolución de tales créditos, por parte de la sociedad al Banco, fue pactada en dólares americanos, a una tasa del 8% anual, mientras que – paralelamente – los nombrados devolvían a la sociedad el dinero distribuido, mediante valores a cobrar – cheques de pago diferido -, en pesos argentinos y a una tasa fija anual más beneficiosa».
La fiscalía también pide interrogarlos por «el vaciamiento patrimonial denunciado por la venta simulada de numerosos inmuebles de su propiedad (…) Contemporáneamente a que los miembros del Directorio de Las Margaritas S.A. se repartieran para sí mismos el dinero proveniente del crédito del Banco Itaú, también conformaron la sociedad Construcciones del Paraná S.A., de la cual la denunciante (Dolores) no es socia, y a la que fueron transferidos – mediante contratos de compraventa que en realidad simulaban otras operaciones financieras – numerosos inmuebles de propiedad de SAER (la empresa que era propietaria de El diario), con el objetivo de desapoderarla o, como comúnmente se dice, ´vaciarla´».

RESUMEN DEPORTIVO