Las lluvias no trajeron alivio en los incendios del Delta

Hay inquietud por la falta de perspectivas en la zona.

El registro de lluvias de este miércoles fue “muy bajo” para aliviar la situación en la zona de islas, donde las brigadas continúan trabajando para combatir los focos ígneos. “Lamentablemente no fue un aporte, porque la situación sigue activa”, comentó el director de Defensa Civil de la provincia, Lautaro López y admitió que tampoco hay perspectivas de nuevas precipitaciones.
“La situación sigue activa. Hay varios focos de incendio que están atendiendo distintas brigadas en las zonas de humedales”, explicó. Sostuvo que el registro fue muy bajo y no benefició en nada la situación que está atravesando la zona de islas.
Además, “el viento reaviva los focos ígneos y complica el trabajo”, agregó, al indicar que “por las características de los humedales, es muy variable el tema de los vientos y son más pronunciados los cambios”. Estimó que una precipitación de 100 milímetros sólo les permitiría descansar “una semana”. “Lo que vemos como beneficioso es el reporte del río, que puede cargar humedad a la zona, pero respecto a las lluvias en la inmediatez tampoco tenemos perspectivas”.
Admitió que la situación es “lamentable” y que “preocupa por todas las condiciones que se han conjugado, la bajante del río, la sequía, el déficit de precipitaciones, la carga combustible que tienen las islas por la vegetación”.