La situación de los clubes de fútbol en torneos AFA

Gimnasia, Depro y Juventud Unida luchan por sostenerse en una pandemia que los golpea duramente. Sus actualidades.

Luego de la cancelación del Torneo Federal “A”, Gimnasia y Esgrima debe pensar desde lo futbolístico en el 2021. Todo en un plano de incertidumbre generalizada en el fútbol argentino, sin plazo de regreso a los entrenamientos y mucho menos de partidos oficiales. Las novedades en el club uruguayense en estos últimos días pasaron por el vencimiento de los contratos profesionales asentados en la Asociación del Fútbol Argentino. Y allí surgieron los nombres de Lucas De León, Martín Góngora, Ricardo Bernay, Pablo Vercellino y Claudio Escalante, todos en libertad de acción. En el caso del arquero, del central de Caseros y el mediocampista de Concordia fueron jugadores que siempre formaron parte del equipo titular en la inconclusa temporada pasada.
En la misma línea se encuentran el volante central Enzo Oviedo y el delantero Diego Jara, dos de los refuerzos que habían llegado para la segunda rueda del torneo cuando asumió Hilario Bravi. Tanto Oviedo como Jara tenían vínculo por tiempo de participación, con lo cual se terminó una vez cancelado el certamen. Caso contrario es el de Maximiliano Badell, quien firmó vínculo por un año y medio y sigue ligado al menssana. Siguiendo con la mitad de cancha, Kevin Retamar debe volver a Newell´s Old Boy de Rosario ya que el club santafesino es dueño de su pase y se encontraba a préstamo.
Desde la dirigencia de Gimnasia informaron que los demás nombres poseen contratos vigentes y seguramente serán la base de un futuro plantel. Allí entran Luciano Leguizamón, Agustín Griego, Juan Gómez, Emilio Lazza, Rafael Ríos, Leonel López, Javier Sotto y Franco González entre otros.
En lo relacionado al cuepo técnico, Hilario Bravi terminó su vínculo con la cancelación del torneo, ese era el acuerdo entre las partes. Por el momento, nadie sabe a ciencia cierta qué sucederá con el “Bigotón” a futuro.

Continúan los trabajos
Aprovechando el parate, en el Lobo se trabaja en el estadio Núñez, principalmente en el campo de juego y las tribunas. En la cancha, se procedió a quitar los arcos para realizar movimientos de suelo y volver a sembrar. Como primera medida se quitaron los arcos para realizar las tareas con mayor comodidad y pronto se procederá a quitar el césped “brasilero” que invadió el sector sur del terreno de juego, con lo cual hay que quitarlo de raíz para que no se siga expandiendo y plantar nuevas semillas.
En lo estético, un grupo de simpatizantes comenzaron con las tareas de remoción de pintura vieja con hilodravadora. Se terminó la tribuna sur y los trabajos en el correr de estos días se trasladarán hacia la tribuna este, el sector de plateas y la tribuna norte para que cuando se reanaude el torneo ya en el 2021 el Núñez luzca de la mejor manera.

Depro espera
En Pronunciamiento, el panorama no varía demasiado con respecto a cualquier equipo del ascenso, la incertidumbre reina y principalmente en el tema económico. El “Depro” mantiene la ilusión de que la parte final del Federal “A” pueda llegar a jugarse más adelante ya que al momento de la suspensión estaba clasificado a jugar por el ascenso y la directiva de AFA y el Consejo Federal es que los ascensos se definan en cancha. Además, el equipo de Hernán Orcellet todavía tiene pendiente su encuentro histórico de 32° de final de Copa Argentina ante River Plate que estaba programado para fines de marzo en Salta. Recordemos que dicha competencia no fue suspendida por AFA y se espera que se pueda definir en lo que resta del año.
El problema para Defensores se daría en el momento de volver a jugar en este 2020 la parte final del torneo, ya que el pasado 30 de junio se vencieron los contratos de la gran mayoría del plantel. Lo mismo ocurrió con el cuerpo técnico formado por Hernán Orcellet, José María Bernal e Ismael Vasconcel. Según supo La Calle solamente los futbolistas Lautaro Robles y Leandro Allende siguen vinculados mediante contrato a la institución. En caso de que vuelva a rodar la pelota, en Pronunciamiento deberían volver a armar un plantel.

Hay diez que no siguen
En Juventud Unida de Gualeguaychú los futbolistas Domingo Sánchez, Damián Zadel, Facundo Vega, Agustín Starópoli, Khalil Caraballo, Ignacio Shell Grané, Sacha Vela, Rubén Piaggio, Nicolás Trejo y Gonzalo Rodríguez finalizaron su vínculo el 30 de Junio y hoy son jugadores libres. La realidad económica es compleja porque Juventud pretende que varios sigan cuando se reanude la actividad pero durante este tiempo no puede abonarles ningún tipo de sueldo, por lo que de recibir alguna oferta no seguirán en la institución.
Miguel Fullana, al igual que todo su cuerpo técnico cerró su vínculo en el momento que anunciaron la cancelación de la temporada y que Juventud ya no tendría actividad en la reanudación del torneo.
Además se conoció que Juan Fernando Alfaro, Juan Luis Alfaro, Franco Lonardi y Leandro Larrea son jugadores que su pase pertenece a la institución y tienen vinculo. Según informa el colega Facundo Molina desde Gualeguaychú, hay varios futbolistas como el caso de Pablo Alza, Lucas Ezequiel Fiorotto y Ezequiel Horst que no tenían contrato sino un convenio con el club y que dependerán de quien sea el dt la próxima temporada . En la “Juve” debían realizarse eleccione, aunque se llegó a una lista de consenso entre la dirigencia actual y una agrupación de hinchas que querían presentarse como una alternativa y el acto eleccionario fue cancelado.
El 27 de Julio asumirá la nueva dirigencia encabezada por el actual vicepresidente Lucio Benítez y ahí recién se empezará a mover todo para Juventud.

RESUMEN DEPORTIVO