13.9 C
Concepción del Uruguay
sábado, julio 20, 2024

La semana política y las estrategias electorales, a siete semanas de los comicios generales

Luego de los cambios en el Gabinete nacional, se definieron medidas que apuntan a la mejora de la situación económica, la madre de las batallas, acompañadas de cambios en la estrategia comunicacional. La oposición busca cerrar filas, con la mira puesta en 2023. El panorama en Entre Ríos.

Por Mariano Osuna

Pasaron las sensaciones iniciales post derrota electoral del Frente de Todos y las secuelas posteriores por el devenir de la gestión y de la campaña en la coalición gobernante. Las designaciones de Juan Manzur, actual gobernador de Tucumán, como jefe de Gabinete; de Jaime Perczyk, como nuevo ministro de Educación; de Aníbal Fernández, a cargo de la Cartera de Seguridad; de Daniel Filmus, como ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación; de Julián Domínguez, volviendo a Agricultura, Ganadería y Pesca; y de Santiago Cafiero como Canciller, sumado a las incorporaciones previas de intendentes bonaerenses, buscan darle el volumen político que faltó en las Primarias, en un contexto donde la pandemia concentró la atención y las prioridades. Esa debilidad dejó expuesto a errores no forzados al propio Alberto Fernández por la sobreexposición innecesaria, ocupando casi el rol de jefe de Gabinete, a la par de su agenda presidencial. La introducción del tucumano busca dar vuelta la página, con otra impronta que refresque las estrategias comunicacionales y deje en un rol más cuidado al Presidente. Los ingresos de Aníbal Fernández y de Julián Domínguez, rivales en la elección interna por la gobernación bonaerense en 2015, intentan tender otros puentes tras los roces y las desarticulaciones en materia de seguridad, especialmente con Santa Fe y provincia de Buenos Aires, y con los sectores agroexportadores, con quienes se desgastaron los vínculos desde el intento fallido de expropiación de Vicentín, a la medida, acertada a priori, de controlar y fiscalizar la cantidad de carne vacuna destinada a la exportación, en una pelea para que los precios del consumo interno no se equiparen a los precios internacionales. Por último, la llegada de Jaime Perczyk al Ministerio de Educación apunta a un cambio de página luego de una gestión atravesada por la pandemia, la virtualidad, la conectividad y la continuidad pedagógica de niñas, niños y adolescentes.
La alianza Juntos se reunió el martes pasado en un hotel porteño, a metros de Plaza de Mayo, con las candidatas y los candidatos de los 24 distritos. Los objetivos fueron las fotos de unidad entre ganadores y perdedores de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias; el desafío de trasladar las distintas boletas y sus votos de septiembre hacia las generales de noviembre; y la búsqueda de obtener resultados similares que permita un escenario parecido a aquellos tiempos de grupo «A» en 2009, cuando la mayoría opositora trabó la agenda gubernamental, incluso dejando sin presupuesto a la entonces presidenta Cristina Fernández. El encuentro en tierra porteña también sirvió para la reunión de los dirigentes, con aspiraciones legítimas, de calzarse el traje de candidaturas hacia las ejecutivas de 2023, y mantener una cohesión interna, resquebrajada por las múltiples listas, por la falta de liderazgos provinciales y nacionales, y por la puja entre el PRO y la UCR por la conducción de la coalición.

Medidas económicas
Los ingresos, la inflación, la economía y el poder adquisitivo, son factores determinantes a la hora de profundizar distintas perspectivas de análisis sobre lo sucedido en las urnas. Tras los cambios de gabinete y las modificaciones relacionadas a la comunicación y la sobreexposición presidencial, el Gobierno nacional anunció la suba del piso del Impuesto a las Ganancias, dejando exento de pagarlo a quienes reciben un salario de hasta 175 mil pesos, que representa el 10% de las personas asalariadas. A la par, el presidente Alberto Fernández participó de la 76° Asamblea General de las Naciones Unidas, donde explicó que el mundo se enfrenta a “una triple pandemia: de inequidad global, de cambio climático y de covid-19, que sumerge a nuestros pueblos en la desprotección y en el atraso”, y detalló que “América Latina y el Caribe destinan un 57% de sus exportaciones al pago de la deuda externa”.
En la semana, el Ejecutivo nacional anunció una etapa especial de Previaje, el programa de preventa turística que reintegra el 50% del valor de gastos en viajes en Argentina, que contempla un reintegro del 70% en pasajes, hospedajes y paquetes turísticos para jubiladas y jubilados. Vale recordar que en su primera edición, más de 600.000 personas usaron el programa PreViaje, en una dinámica económica que aportó 15 mil millones de pesos al sector.
En simultáneo, el Gobierno nacional anunció un nuevo aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que alcanzará una suba del 52,7% entre marzo de 2021 y marzo de 2022, y que genera un efecto dominó en los distintos programas sociales. Esa medida también irá acompañada de un nuevo bono a jubilados y pensionados para octubre, en un contexto donde ANSeS analiza el lanzamiento de un programa de jubilación anticipada para personas que tengan los años de aportes pero no alcancen la edad necesaria.

La vida que queremos, segundo round
Como detalló Punto y Seguido, la columna política de los domingos de diario La Calle, los dos ejes significativos que atravesaron las elecciones fueron la situación sanitaria y la economía. A la par de los lanzamientos en esta última materia, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, anunciaron los nuevos protocolos sanitarios. Las medidas dispuestas incluyeron la eliminación del uso obligatorio de barbijos en lugares al aire libre; la supresión de los límites para reuniones sociales; la habilitación de aforo del 100% en actividades comerciales, económicas, culturales, religiosas, deportivas, recreativas y sociales; la apertura de salones de fiestas o bailes; la finalización del aislamiento para los argentinos y los residentes que regresen del exterior; y la eliminación de la cuarentena para extranjeros de países limítrofes.
Los anuncios, tantos sanitarios como económicos, intentan dar continuidad a la estrategia de una salida de la pandemia, con reactivación económica, hacia una nueva habitualidad, similar a tiempos pre-pandémicos. La otra pata, además de la comunicación, es el robustecimiento del esquema territorial, que pone en otro rol a intendentes, ministros y gobernadores, que en algunos casos solo siguieron una agenda tibiamente proselitista ante la polarización nacional de los comicios.

El tablero entrerriano
En la provincia del litoral, solamente la ministra de Salud, Sonia Velázquez, tal vez la mejor funcionaria de la gestión, fue la única que puso a disposición su renuncia luego del resultado electoral. Nadie más del Gabinete se dio por aludido, ni siquiera aquellos actores que fueron responsables directos de la estrategia entrerriana de campaña. Si hubo un anuncio del propio primer Mandatario, donde adelantó que luego de las generales se vendrá una renovación ministerial: Marisa Paira y Rosario Romero, ministras de Desarrollo Social y de Gobierno, respectivamente, pican en punta.
Los factores descriptos sobre el devenir nacional también se manifiestan en el escenario local, caracterizado por las dificultades de gestión, de comunicación, de organización de la campaña y de apoyatura política con peso territorial que se ponga en las espaldas una segunda etapa proselitista, que no tuvo en las Primarias ni siquiera la histórica llegada de la boleta en la mano de los vecinos, ni siquiera en los barrios más peronistas de los diversos distritos. El elemento nuevo, además de la falta de renovación del gabinete provincial, fue la posición que tomó el gobernador, mediante un comunicado, junto a Omar Perotti, de Santa Fe, y Sergio Ziliotto, de La Pampa, contra el tope dispuesto de exportaciones de carne vacuna; un tema sensible en la región centro del país, donde además el Frente de Todos tuvo los números más negativos de la contienda.
El supuesto cepo a las exportaciones de la carne no impide los números récords de exportación aunque si permite que el precio de consumo interno no se dolarice más y termine escalando a precios internacionales. En otras palabras, apuesta a que sea accesible para las familias, que siempre debe ser una prioridad frente a la rentabilidad ostentosa de unos pocos sectores. El tema, tan estructural de nuestra historia, amerita otros debates y otras decisiones, pero no deja de ser relevante lo expuesto por los tres mandatarios justicialistas, que perdieron en sus provincias y forman parte de la región más combativa en estos temas.
Además, en la semana, el Gobernador anunció el aumento del 50% de las becas provinciales en todos los niveles educativos, adelantó la próxima convocatoria a paritarias para trabajadores y jubilados estatales y docentes, dejó en claro la adhesión a las nuevas medidas sanitarias dispuestas por el Ejecutivo nacional, y difundió el accionar sobre obras emblemáticas, como el «Acueducto Metropolitano Gran Paraná», que contempla una solución fundamental de agua potable dulce a Paraná, San Benito, Colonia Avellaneda y Oro Verde, con una inversión superior a los 2.500 millones de pesos, financiada por el Ente Nacional de Obras Hidricas de Saneamiento (Enohsa), a cargo de Enrique Cresto, justamente el candidato principal de la boleta del Frente de Todos Entre Ríos, el próximo 14 de noviembre en los comicios generales.
La coalición Juntos por Entre Ríos ya se encuentra en unidad formal, luego de la inclusión de Pedro Galimberti, cabeza de la nómina de Entre Ríos Cambia e intendente de Chajarí, en la expectante tercera posición de la boleta de Rogelio Frigerio, el ex ministro del Interior de Mauricio Macri y candidato más votado de las PASO. La aparición de Lucía Varisco, mediante el Partido FE, y la buena elección de Miriam Muller, la representante del Partido Conservador y NOS, traen un pequeño dilema a un electorado similar (aunque diverso) que define legisladores y la futura composición del Congreso nacional, pero no elige cargos ejecutivos. La hija del ex intendente de Paraná Sergio Varisco, ya fallecido, deja una opción puramente radical en el cuarto oscuro, algo que la conducción de la UCR desestimó para dar prioridad a las posibilidades de la alianza, con Frigerio a la cabeza, para arrebatarle la Casa Gris al peronismo. Por el lado de Muller, la composición de su voto tampoco tiene de manera definida otra oferta en las elecciones generales, ya que el ex Ministro de Macri es mirado de reojo por los sectores más duros del PRO, como ocurrió con López Murphy y Javier Milei en Capital Federal, y en otros tiempos con Olmedo en Salta.

¿Un nuevo Congreso?
Con los resultados de septiembre, la composición de la Cámara de Diputados de la Nación queda aún más empardada que antes, con un oficialismo que queda lejos de los números necesarios para el quórum e incluso pierde bancas respecto a las actuales. En el diagnóstico previo, el desafío era obtener diez bancas más, para tener esa mayoría que le permita la imposición de su agenda legislativa, articulada con el Gobierno nacional. Ese escenario se complejizó y el rol de las fuerzas provinciales o sectores independientes a esa polarización, como el peronismo gobernante en Córdoba o el socialismo opositor de Santa Fe, serán fundamentales para entender la nueva dinámica y el escenario al que se enfrenta el Frente de Todos. Todo esto, solo si los números de noviembre son un calco de septiembre.
Por su parte, en el Senado, el escenario también se complicó, pasando de una mayoría sin sobresaltos a un esquema donde el oficialismo quedaría dos votos por debajo del quórum propio. Analistas y consultoras afirman que en dos meses los cambios no serán drásticos, aunque se sabe que la política no es matemática e implica otros componentes. La situación de la provincia de Buenos Aires, madre de todas las batallas, además de los escenarios de Capital Federal, Santa Fe, Entre Ríos, Tucumán, La Pampa, San Luis, Córdoba, Chubut y Chaco serán determinantes en el número final. Por lo pronto, nada está dicho, salvo que los tiempos de la campaña se acortan, hacia las generales de medio término.

--