La Justicia Federal avanza a paso firme con la investigación

Hubo movimientos en el ingreso al edificio ubicado en la esquina de Galarza y Supremo Entrerriano.

Siguen las repercusiones por los 53,5 kilos de cocina que aparecieron en una zona rural del departamento Uruguay, muy cerca de colonia Sagastume, ya que durante la mañana de ayer, en medio de un fuerte operativo policial, agentes de la policía de Entre Ríos trasladaron al Juzgado Federal material que sería de interés para la causa.
Como viene ocurriendo desde que se realizó el hallazgo, existe un silencio sepulcral en torno a esta causa desde la policía de Entre Ríos y mayor aún en el ámbito de la Justicia Federal.
Si bien existiría una investigación en curso por parte de la policía, para intentar dar con los responsables de haber dejado la sustancia en el campo y con las dos personas que escaparon a pie del lugar, lo cierto es que empezó la etapa más formal del proceso, donde se deberán analizar las pruebas recolectadas en la zona y así ver si surgen nuevas pistas que arrojen luz sobre el caso.
Desde las primeras horas de este lunes, agentes fuertemente armados custodiaron una camioneta que llegó hasta el juzgado para descargar cajas que presuntamente tendrían parte de lo decomisado y que ahora deberá ser examinado en detalle por peritos que intervengan en la causa.
Por lo pronto, habrá que seguir esperando para conocer más detalles de la investigación, pero a esta altura resulta extraño que se pueda dar con los responsables de cargamento decomisado, ya que pasaron varias horas y no se realizaron detenciones hasta el momento.
Ahora será importante el trabajo que se realice desde la justicia, en conjunto con la policía, para que se comuniquen más novedades en un caso del que seguramente se seguirá hablando, debido al interés público que existe al respecto.