La foto del día

Un grupo de mujeres lleva a cabo una ceremonia de Challa antes de subir a la montaña Huayana Potosí, pidiendo a la Pachammama un pasaje seguro en la cima. Se las conoce como las “Cholitas escaladoras”, un equipo de mujeres indígenas aymaras que están rompiendo estereotipos, escalando montañas y cambiando percepciones. En enero de 2019 hicieron cumbre en el Aconcagua, la montaña más alta del continente, evitando usar la sofisticada indumentaria de los montañistas actuales. Subieron los 6.900 metros con temperaturas de hasta -20°C vestidas con sus vestidos tradicionales, vibrantes y ondulados, y usando sus chales ancestrales para llevar su equipo en lugar de mochilas. La palabra “cholita” se ha utilizado históricamente en Bolivia como un término peyorativo para las mujeres aymaras. Pero estas mujeres lo reclaman como una insignia de honor, luchando contra el racismo y la marginación.