Internaron a niño de 2 años por abstinencia de cocaína

El contexto de consumo afecta el futuro de los niños.

Aparentemente, habría ingerido el estupefaciente por medio de la lactancia.

Un niño de dos años fue internado en el hospital de Niños Orlando Alassia de la ciudad de Santa Fe con un “síndrome de abstinencia por consumo crónico” de cocaína, presumiblemente ingerida a través de la lactancia, informó hoy el director del centro asistencial, Osvaldo González Carrillo.
El niño fue llevado hasta el hospital la semana pasada, debido a que sufría convulsiones, por lo cual fue compensado y en estudios de laboratorio se hallaron restos de cocaína en la orina.
Posteriormente lo fue a retirar la madre, por lo que las autoridades del hospital realizaron la correspondiente denuncia policial y el bebé fue internado nuevamente en el Alassia.
González Carrillo declaró ayer a radio 106.3, de Santa Fe, que “cuando hay síndrome de abstinencia es porque el consumo no es algo casual” y consideró que “es muy probable que (la ingesta) sea a través de la leche materna”.
“El consumo crónico es muy grave porque produce un retraso en el desarrollo, lesiones neurológicas y estos cuadros de abstinencia, que la verdad son bastante severos”, añadió el funcionario.
La persona que llevó al bebé en primer término fue un tío, quien, una vez que se lo recibieron, huyó del hospital sin dejar sus datos.
Para González Carrillo, se trata de casos muy complejos porque “el chico convive en un medio ambiente que no lo favorece para su desarrollo”.
Al hablar de su experiencia en el hospital santafesino, el director dijo que los casos con esa edad son muy poco frecuentes, aunque “sí se suele ver a veces en neonatología son las madres que consumen”, por lo que “el chico hace un síndrome de abstinencia”.
“Cuando la madre consume frecuentemente en el embarazo es mucho más probable que el chico, cuando nazca, haga un síndrome de abstinencia, y a veces pueden ser cuadros leves, graves y hasta llegar a un cuadro muy grave“, explicó.