Hondo pesar en la música por el deceso del cura chamamecero

El recordado y entrañable Julián Zini falleció a los 80 años después de una dolorosa enfermedad.

El director del Hospital Vidal, Horacio Sotelo, confirmó que el reconocido cantautor Julián Zini falleció, en Corrientes, a los 80 años. «Fue el evento final de una enfermedad oncológica», señaló sobre la causa de su deceso. El sacerdote chamamecero nació en Paraje El Centinela (Ituzaingó). Fue un poeta, músico popular e intérprete dedicado al lenguaje y al cancionero de raíz folklórica del Litoral. Sus letras presentaron un enfoque que enraizó tanto en las tradiciones de la región litoraleña como en la cultura popular emergente del hombre profundo de la región.
A finales de julio había ingresado de urgencia debido a una recaída y, desde el Departamento de Oncología del centro de salud, habían informado que le practicaron estudios para conocer el progreso de la enfermedad, ya que las evaluaciones clínicas practicadas previamente determinaron que la diseminación estaba avanzada. El cura cantor, poeta y músico Julián Zini – referente de la cultura que reivindica las raíces guaraníticas, tan características del nordeste argentino y defensor de los derechos humanos y el respeto por el medio ambiente- estuvo varias veces en Concepción del Uruguay. En 2019 visitó en dos oportunidades la Histórica. En una participó de una serie de actividades que incluyó charlas con estudiantes del Colegio del Uruguay Justo José de Urquiza, en el marco de los festejos por el 170° aniversario de su creación, donde se refirió a la problemática ambiental en la Argentina. La emblemática biblioteca Alberto Larroque fue el ámbito de encuentro entre el artista y la comunidad educativa, que incluyó a los alumnos de quinto año, de los turnos de la mañana y de la tarde. La orquesta de jóvenes músicos -organizada para la celebración- ofició de anfitriona. Allí disertó en su condición de investigador de la cultura guaranítica y en la búsqueda de “encontrarnos en la diversidad” y la relevancia del tratamiento de temas como el medio ambiente, siguiendo los principios que el papa Francisco estableciera en la encíclica Laudato si, sobre el cuidado de la casa en común. Luego, formó parte del cierre artístico en el auditorio Carlos María Scelzi junto a Santiago Torres y los grupos Itay y La Solapa. La entrada fue libre y gratuita, y se puso a la venta un bono contribución de 100 pesos a beneficio del Proyecto Imaginarte. También merece destacarse su aplaudida presentación en la plaza General Francisco Ramírez, en el marco del ciclo Música en las Plazas, donde compartió escenario junto a Mario Bofill.

RESUMEN DEPORTIVO