Hojas Sueltas… Revertir la vejez

Arturo Brooks

Una pequeña empresa de biotecnología afirma que ha utilizado la técnica de reprogramación para rejuvenecer a ratones viejos y prolongar sus vidas, creando así un resultado que sugiere que algún día las personas mayores podrían retroceder sus relojes biológicos, rejuveneciendo con una inyección. Rejuvenate Bio, empresa de biotecnología de San Diego (EE.UU.) renovó las células de ratones volviéndolas a un estado más joven, ganado de inmediato cientos de millones dólares en inversión como una posible fuente de la juventud. Los científicos ya habían demostrado en el laboratorio que ese método funciona en células individuales, y están tratando de determinar si el efecto rejuvenecedor también funciona en animales vivos. El estudio de Rejuvenate Bio es una prueba muy esperada de que este método puede prolongar la vida de los animales. La compañía usó la terapia génica para agregar tres poderosos genes de reprogramación a los cuerpos de ratones que tenían 2,5 años, una edad equivalente a la de humanos de 77 años. Después del tratamiento, su esperanza de vida se duplicó, asegura la empresa. Los ratones tratados vivieron otras 18 semanas, de media, mientras que los ratones de control murieron en nueve semanas. En general, los ratones tratados vivieron alrededor de un 7% más. Aunque el aumento en la esperanza de vida fue modesto, Rejuvenate Bio resalta que su investigación demuestra la reversión de la edad en un animal. Algunos científicos, que no están relacionados con la compañía, calificaron el estudio como un hito fascinante, pero advirtieron que el rejuvenecimiento de todo el cuerpo mediante la terapia génica sigue siendo un concepto poco conocido y con grandes riesgos. Un riesgo es que el poderoso proceso de programación pueda causar cáncer. La empresa Altos Labs indica que ha recaudado más de 3.000 millones de dólares. En el laboratorio, esta práctica funciona exponiendo células individuales a un conjunto de tres o cuatro proteínas, que suelen estar activas en los embriones en etapa temprana. Después de varios días, incluso las células viejas se transformarán en células madre, que funcionan como rejuvenecedoras. El descubrimiento de la receta de la reprogramación le valió el Premio Nobel en 2012 al biólogo japonés Shinya Yamanaka. Y hay consenso entre los científicos de que en pocos años será posible prolongar la vida de las personas manteniéndolas en un estado saludable con este tipo de tratamientos, quizás hasta los 150 años o más.

RESUMEN DEPORTIVO