Entrerrianos se capacitaron en Lengua de Señas

Referentes municipales de la provincia participaron de un curso de Lengua de Señas dictado por el Iprodi.

El curso, que reunió a casi medio centenar de representantes locales, había comenzado en agosto. Este año, producto de la situación sanitaria que impidió la realización de cursos presenciales, la propuesta apuntó a reforzar el vínculo con los municipios entrerrianos y fortalecer a las áreas locales.
En ese marco, se propuso oportunamente, a través de la Red Provincial de Referentes en Discapacidad, la posibilidad de que cada ciudad pueda designar un número de representantes que formen parte de la capacitación, que tuvo una frecuencia semanal y se llevó adelante de manera virtual.
«Nos pone muy contentos haber podido llevar adelante y culminar esta actividad. Uno de los objetivos de esta gestión era llegar a todo el territorio con Lengua de Señas Argentina. El equipo del Instituto aceptó el desafío y se pudo implementar, con una excelente respuesta de los municipios», destacó la directora del Iprodi, Inés Artusi.
La actividad tuvo lugar una vez por semana y las clases estuvieron a cargo de las Referentes Sordas del Equipo de Lengua de Señas Argentina (LSA) del Iprodi, Marianela Salzman y Norma Ferreyra, con el acompañamiento del intérprete Gabriel Clariá, y de las intérpretes Jimena Oliva e Indiana Uhrich Medina.
Fueron un total de 44 personas, pertenecientes a áreas de Discapacidad municipales y otras reparticiones locales, las que finalizaron el curso. Recientemente se les hizo entrega de manera virtual del certificado que marca su finalización.
Entre quienes culminaron la propuesta hay representantes de María Grande, Rosario del Tala, Gualeguay, Conscripto Bernardi, Aranguren, Sauce de Luna, La Paz, Bovril, Paraná, Colonia Avellaneda, Colón, Ubajay, Concordia, Santa Elena y Villa del Rosario.
Marianela Ruhl, titular del Área de Discapacidad de Colonia Avellaneda, se mostró conforme con lo aprendido durante la instancia. «Fue un curso muy lindo, a pesar de la virtualidad fue muy claro y entretenido. Pudimos hacer el ida y vuelta sin problemas. Me ha servido porque ya he interactuado con la Comunidad Sorda y pude desenvolverme mucho mejor que antes. Un diez para el curso, esperemos que el año que viene haya un nuevo nivel», afirmó.

RESUMEN DEPORTIVO