Entidades ambientalistas de la Histórica en la CARU

Se dialogó sobre el cuidado y protección, entre otros temas.

Luego de la reunión con representantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú y del municipio de esa localidad entrerriana, el presidente de la Delegación Argentina (DA) de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) convocó a una reunión similar a representantes de Concepción del Uruguay y a referentes de organizaciones ambientales, para avanzar en una agenda común de temas relacionados a la situación ambiental del río Uruguay.
Lauritto recibió en la sede del organismo binacional a Daniel Ballester, de la Asamblea Ciudadana Ambiental Concepción del Uruguay; a Silvia Gabriela Castillo y Abigail Piedrabuena, de los vecinos autoconvocados Salvemos al Río Uruguay; y a Javier Acosta, por la organización no gubernamental Vecinos por los Humedales, todas con asiento en Concepción del Uruguay, pero de fuerte referencia en otras localidades de la región y del corredor del río. Junto a ellos, y gestores del encuentro, participaron el director de Salud Ambiental de Concepción del Uruguay, Francisco Savoy; y la directora de la Isla del Puerto, Leticia Haudemand.
Durante la jornada de trabajo se avanzó sobre los puntos de la agenda en común trazada por la DA de CARU y los municipios de la costa del río Uruguay, a través de reuniones con los intendentes y con los equipos técnicos de ambiente. La modificación del digesto del río Uruguay, aprobada el 5 de diciembre de 2019 en plenario de la CARU, es uno de los principales temas que preocupa a las organizaciones ambientales, por lo que Lauritto detalló los pasos dados por la actual gestión desde la asunción en marzo de este año.
Además, informó que la DA solicitó la revisión del digesto para constatar si existe una afectación del principio de no regresión. Ahora este pedido debe ser tratado en conjunto con la Delegación Uruguaya (DU). También se habló sobre los diferentes planes de monitoreos que realiza CARU en el Río Uruguay, tanto a la pastera UPM (ex Botnia), como a la desembocadura del río Gualeguaychú, el monitoreo integral de los 500 kilómetros de tramo compartido con el Uruguay con análisis de agua, sedimento y biota y el monitoreo de afluentes y descargas de establecimientos industriales, agrícolas y centros urbanos que realicen evacuaciones significativas al río Uruguay.
En este punto se habló, además, del Programa de Vigilancia de Playas y el control de cianobacterias (algas/verdín) en aguas del río Uruguay. Todos estos temas continuarán trabajándose en futuros encuentros y en una audiencia con integrantes del Comité Científico de CARU, a la cual se sumarán los representantes de las organizaciones y el equipo ambiental del municipio de Concepción del Uruguay. La intención es que los especialistas técnicos puedan intercambiar información, inquietudes y opiniones respecto al trabajo realizado en el río Uruguay.
Por otra parte, se remarcó en la reunión la importancia de los humedales y el borde costero para el corredor del río Uruguay. En tal sentido, Javier Acosta, de la ONG Vecinos por los Humedales, detalló el estado de situación actual en la provincia y el país. “Hay proyectos de ley de presupuestos mínimos para la protección ambiental de humedales que Argentina nunca termina de aprobar. Hace años que se viene advirtiendo sobre la urgencia de este tema, pero no se protege el interés común de los argentinos”, señaló Acosta.

RESUMEN DEPORTIVO