El telegrama

Una vez más la juventud de la ciudad no comprende la necesidad de un esfuerzo colectivo para cuidarnos entre todos. Este viernes por la noche, si uno salía un ratito a la vereda, al patio o a un balcón, se podía escuchar perfectamente el ruido nocturno de la ciudad. Si bien no está prohibida la circulación por la ciudad, está recomendado quedarse un poquito más en casa por la gran cantidad de casos que se conocieron en estos días. Está muy enquistada la idea colectiva de que es un virus que a la juventud no le hace nada en su salud.
María Saldivia

RESUMEN DEPORTIVO