El telegrama

En la Esquina de Juan Perón y Lucilo López, durante la siesta de ayer estaban podando o preparando para talar un árbol de manera definitiva. Al parecer, las personas que estaban al mando de la tarea tenían la orden de cortarlo por completo al árbol, ya que no le dejaron ramas en la copa, convirtiendo al árbol centenario en un tronco grueso y nada más que eso. Todas las ramas estaban en un volquete que parecía privado y no de la Municipalidad, donde las ramas duplicaban la altura de la armazón de metal ¿Es legar podar casi a cero un árbol?

Roberto Almada