El telegrama

Todo bien con que pongan sendas peatonales en las calles de la plaza principal, pero la realidad es que son necesarias en otros lugares. O ponen sendas peatonales o lomos de burro del tamaño de un cerro. Si uno camina por el centro de la ciudad e intenta cruzar la calle con un cochecito para bebés, verán que es una tarea casi imposible. La gran mayoría de los conductores de la ciudad no tienen el más mínimo respeto y adelantan el auto sin dejar cruzar a los peatones, a la espera de tener el paso ellos. Necesitamos educar conductores.
Fernanda García

RESUMEN DEPORTIVO