El telegrama

Lamentablemente era de esperar, algunos escucharon que la provincia y la ciudad están un poquitito mejor con respecto a los casos de covid-19 y ya se relajaron todos otra vez. No es momento de bajar la guardia, hay que estar más alertas que nunca. No puede ser que a más de un año de la pandemia, todavía siguen habiendo reuniones sociales no permitidas todos los fines de semana en diferentes zonas de la ciudad. Debemos ser un poco más cuidadosos para intentar sobrevivir a los próximos meses, hasta que os llegue la vacuna a todos y todas.
Ana Sandoval