El telegrama

Parece que la zona del Puerto Viejo está cada vez más abandonada, a la falta de fumigación se le suma que no pasan los barrenderos, lo cual dificulta el combate doméstico de mosquitos. Este fin de semana se podían ver montones de hojas que los vecinos dejaban para q se las lleve el barrendero, que jamás pasó por estos lados. Igualmente lo de las hojas es algo mínimo en comparación con la falta de fumigación. No damos más de los mosquitos. Debemos trabajar más en la recolección de hojas y ramas, además de fumigar más para poder vivir.

Andrés Martínez

RESUMEN DEPORTIVO