El telegrama

El reclamo social para que los niños vuelvan a los jardines maternales es fuerte, por parte de los trabajadores de la educación y también aquellos padres que deben asistir a sus trabajos para poder llevar un plato de comida. Esto pareciera no importar a las autoridades locales, quienes están empeñados ciegamente en que los nenes menores de tres años no vuelvan a estos establecimientos tan necesarios. Habilitaron bares y cuanta actividad callejera para los carnavales, pero los jardines no. Seguramente no tienen hijos pequeños y no saben las complicaciones del caso.
Gabriel Miño

RESUMEN DEPORTIVO