El telegrama

Llegan los primeros fines de semana lindos y se empieza a ver que la gente sale con la manguera a la calle y riega sus plantas, lava el auto y la vereda. El abastecimiento del agua en la ciudad es un problema desde hace mucho tiempo, ya sea por mal uso de la misma o por falta de conciencia colectiva. Es hora de empezar a trabajar en esto, sin confrontar con el vecino, tal vez educándolos al respecto. No creo que las multas y la mano dura sean una solución, hay que apuntar a las nuevas generaciones para educarlas en esta materia.

Alejandra Ojeda

RESUMEN DEPORTIVO