El telegrama

La calle Artusi, a la altura de donde se está construyendo lo que será el Centro Cultural de la ciudad, presenta desde hace mucho tiempo un aspecto bastante desastroso. De ser una vereda agradable para caminar con una arboleda inmejorable, terminó siendo un lugar casi imposible de caminar, con veredas explotadas y pastos que se ganaron por todas partes. Este martes me tocó circular por ese lugar y vi que cortaron el pasto, pero dejaron todo el tendal de pasto en la zona, como paras que los mosquitos tengan un lugar apto para reproducirse.
Gerardo Álvarez

RESUMEN DEPORTIVO