El telegrama

En algunas panaderías de la ciudad, no en todas, se sigue manteniendo el sistema de la canastita con una pinza para que el cliente elija su factura. Desde mi punto de vista, esto es perjudicial para la prevención de la propagación del virus covid-19, ya que las canastas y pinzas pasan de mano en mano a la hora de servirse las facturas particularmente.
En otras panaderías se ha dejado de implementar esta modalidad de servirse los productos, para así reducir al máximo el pase de mano en mano que puede estar en contacto con algún infectado que no esté enterado.
Adela Almada

RESUMEN DEPORTIVO